Actualizado 02/04/2012 00:46 CET

El primer ministro visita Sabha, donde han muerto 150 personas esta semana

SABHA (LIBIA), 1 Abr. (Reuters/EP) -

El primer ministro libio, Abdurrahim el Keib, se ha desplazado hasta la ciudad de Sabha, a unos 750 kilómetros al sur de Trípoli, donde la última semana han fallecido 150 personas a consecuencia de los enfrentamientos tribales, uno de los mayores escollos que amenazan la estabilidad de Libia.

"Es mucho mejor de lo que pensaba", ha declarado el primer ministro a Reuters, al llegar a la ciudad y ver la situación. Según ha explicado El Keib, quiere demostrar a las partes enfrentadas que en la nueva Libia tienen cabida todas las tribus y grupos étnicos. En su viaje ha estado acompañado por el jefe del nuevo Ejército Nacional, Yussef al Mangush.

Según el equipo de Reuters que ha viajado con el primer ministro, parece que ahora se mantiene un alto el fuego entre un grupo de etnia Tibu y las milicias de Sabha, pero las ventanas rotas de un centro de conferencias y los vehículos quemados en un barrio controlado por la etnia Tibu dan testimonio de los combates de los últimos días, de los peores desde la guerra civil que el año pasado concluyó con el derrocamiento de Muamar Gadafi.

"Cada libio es importante para nosotros. Vamos a cuidar de ellos igual que cuidamos a cualquier otro libio, como nuestros hermanos y hermanas", ha dicho El Keib a Reuters después de dirigirse a cerca de 500 personas en un campamento en el que no había representación Tibu. "Este problema tiene un trasfondo histórico (...). El antiguo régimen ha usado y abusado de este problema", ha añadido.

El Keib fue interrumpido luego por un hombre que protestaba por la tardanza del Gobierno en intervenir para detener los enfrentamientos e instaba a que los militares trataran con los Tibu. El Keib intentó contestar, pero su personal de seguridad lo metió en el coche.

Posteriormente, el primer minsitro se reunió con representantes tibus, donde al llegar fue recibido por los combatientes que se alinearon por las calles con rifles y gritos como "¡Allahu Akbar!" (Alá es el más grande) al tiempo que saludaban a la comitiva. Los representantes explicaron al primer ministro cómo habían ido desarrollándose los enfrentamientos.

La comitiva del primer ministro llegó al aeropuerto de Sabha entre fuertes medidas de seguridad, que incluían vehículos con cañones antiaéreos. Además, a la entrada de la ciudad, montaban guardia hombres de la milicia de la ciudad costera de Misrata, que han sido enviados para ayudar a restaurar el orden.

Por otro lado, también se han registrado enfrentamientos en la ciudad de Zuwara, cerca de la frontera con Túnez. Los combatientes de la vecina ciudad de Al Jumail detuvieron a 25 miembros de la milicia local de Zuwara, dando lugar a un tenso enfrentamiento entre ambos grupos, según han explicado a Reuters un representante del Consejo de Zuwara y un funcionario del Ministerio del Interior.

"El origen del problema era que había un grupo de Zuwara cazando en una zona cercana a Al Jumail y dispararon y mataron a alguien de Al Jumail por error", ha explicado el funcionario del Ministerio del Interior.

Lo más leído

  1. 1

    Madrid prohíbe todas las reuniones desde las 00 a las 6 horas y vuelve a restringir movilidad por zonas básicas

  2. 2

    Borat responde a la polémica sexual con Rudy Giuliani: "Fue un inocente y sexy encuentro con mi hija de 15 años"

  3. 3

    Los hipotecados que firmaron antes de la ley hipotecaria recuperarán los gastos de constitución sin litigar

  4. 4

    Asturias solicita el estado de alarma y decreta el cierre de Oviedo, Gijón y Avilés

  5. 5

    Sánchez alerta de que la situación es "grave" y llama a la unidad y la disciplina social para evitar el confinamiento