El principal bloque parlamentario de Irak declina usar su derecho a nominar al nuevo primer ministro

Publicado 02/12/2019 16:46:47CET
El clérigo chií, Moqtada al Sadr
El clérigo chií, Moqtada al Sadr - REUTERS - Archivo

MADRID, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

El principal bloque parlamentario de Irak, Sayirún, ha anunciado su decisión de no utilizar su derecho a nominar al nuevo primer ministro del país, tras la dimisión de Adel Abdul Mahdi en el marco de la ola de protestas antigubernamentales.

El líder del bloque, Nabil al Tarfi, ha afirmado que la decisión ha sido adoptada después de que el Parlamento haya aceptado la dimisión de Abdul Mahdi y siguiendo instrucciones del destacado clérigo chií Muqtada al Sadr, quien encabeza Sayirún.

"Sayirún anuncia que cede su derecho a los manifestantes, ya que el pueblo es el que toma las decisiones", ha manifestado Al Tarfi, según ha informado la agencia iraquí de noticias NINA.

Entre los principales integrantes de Sayirún figura el Partido Sadrista, liderado por Al Sadr --quien ejerce de líder espiritual de la coalición--, el Partido Comunista, el Partido del Movimiento Joven por el Cambio y el Partido del Progreso y la Reforma.

La coalición fue creada a raíz de las masivas movilizaciones de 2017 contra la corrupción y de cara a las parlamentarias que se celebraron el año pasado en el país, en las que se hizo con la victoria.

Al Sadr afirmó el viernes después de que Abdul Mahdi anunciara que presentaría su dimisión al Parlamento que la decisión "es el primer fruto de la revolución" y sugirió que su sucesor sea nombrado a través de un referéndum.

En un comunicado publicado a través de su cuenta oficial en la red social Twitter, el clérigo detalló que este referéndum debería celebrarse para elegir a un primer ministro entre cinco candidatos.

"El nuevo primer ministro debería elegir a su Gobierno alejado de partidos, bloques y milicias y alejado de cuotas sectarias, partidistas, nacionalistas y de facciones", argumentó.

Por ello, recalcó que el movimiento 'sadrista' debe evitar ser parte del Ejecutivo y limitarse a votar en el Parlamento para impulsar políticas que representen "la opinión de la gente".

ABDUL MAHDI PIDE UN PROCESO RÁPIDO

El Parlamento ha solicitado al presidente del país, Barham Salí, que designe a un nuevo jefe del Ejecutivo. Abdel Mahdi ha pedido a la cámara y al presidente que aceleren en la medida posible la designación de su sustituto para restaurar la normalidad en el país.

La decisión de Abdul Mahdi de presentar su dimisión se produjo en respuesta al llamamiento a un cambio de líder realizado por el principal clérigo chií del país, el gran ayatolá Alí al Sistani.

Irak lleva inmerso en multitudinarias manifestaciones desde principios de octubre que, según el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, han dejado ya más de 350 muertos y 8.100 heridos.

Las protestas, marcadas por las críticas por la falta de empleo, el mal estado de los servicios públicos y la corrupción, estallaron el 1 de octubre y desencadenaron en los días posteriores una violenta respuesta por parte de la Policía, a la que se ha acusado de utilizar fuego real.

Los iraquíes responsabilizan a la élite política y sus patrones, Irán y Estados Unidos, y denuncian que utilizan a Irak para lograr sus propios objetivos de influencia regional sin prestar atención a las necesidades de la gente corriente.

Contador

Para leer más