El procurador de Colombia denuncia que se ha detenido la lucha contra el narcotráfico y los cultivos ilícitos

Actualizado 05/07/2015 4:30:11 CET

BOGOTÁ, 12 Sep. (Colprensa/EP) -

El procurador general de Colombia, Alejandro Ordóñez, ha asegurado en una reunión este viernes a la Agencia de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés) y a la ONU que durante el primer Gobierno de Juan Manuel Santos,se han reducido la lucha contra los cultivos de droga ilícitos, que antes se intentaban atacar por medio de la erradicación y de la aspersión.

A la reunión han acudido tanto Ordóñez como el director de la DEA para la región andina, Jey Bergman, y el jefe de la ONU contra la Droga y el Delito en Colombia, Bo Mathiasen.

"A 31 de diciembre de 2013, Colombia tenía 48.189 hectáreas de cocaína, una cifra menor a la del año 2000 que era de 163.000 hectáreas. Si se hubiera mantenido el ritmo en la lucha contra estos cultivos, sin duda, el resultado seria mucho mejor. Incluso hasta el punto de haber podido eliminar todos los cultivos ilícitos", ha dicho.

El Ministerio de Defensa afirma que el número de hectáreas rociadas pasaron de ser 172.000 en 2006 a 47.000 en 2013, lo que supone un 53 por ciento menos de hectáreas de cultivos ilícitos rociadas.

"El asunto es más grave. Comparando julio de 2014 con 2013, la reducción del rociado alcanzó las 10.000 hectáreas, es decir, una caída adicional del 30 por ciento. Se han dejado de rociar en el 2013 un total de 53.000 hectáreas", ha insistido.

Ordóñez ha planteado la pregunta sobre a qué se debe la reducción en la lucha contra la fabricación de droga y ha asegurado que, si no se combate, se producirá a mayor escala y, por tanto, se incrementarán la disponibilidad, el consumo, las utilidades y la violencia.

"Estas son circunstancias objetivas. Que no me vengan a decir que son argumentos carentes de realidad. ¿Qué está pasando? ¿Por qué la reducción? ¿Por qué el desmonte gradual? La Procuraduría quiere llamar la atención sobre este punto", ha dicho Ordóñez, que ha asegurado que si esto no hubiera ocurrido se habrían reducido casi por completo los cultivos.

Ordóñez también ha asegurado que no cree que la reducción se deba a la decisión de someter la solución del problema a las negociaciones con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en La Habana, pero ha mantenido que, "de ser así, sería un error monumental".

"Con independencia de que en La Habana se acuerden medidas respecto al narcotráfico, el Estado no puede delimitar de ningún modo su combate contra los cultivos ilícitos. Hacerlo es permitir a la organización que se financie a través de la droga. Las ganancias del narcotráfico permiten a las FARC mantenerse", ha aseverado Ordóñez.

EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL LO HABRÍA FAVORECIDO

Según Ordóñez, el Tribunal Constitucional mediante dos de sus sentencias, ha despenalizado el consumo, el porte de la dosis mínima. Estos han sido dos de los factores para que Colombia pasara de ser un país productor a un consumidor.

Dichas sentencias, habrían sido aprovechadas, según Ordóñez, por el narcotráfico con la finalidad de aumentar y promover el microtráfico en las ciudades. Según ha puntualizado, se trata de toda una estrategia de mercado de los delincuentes que se ha traducido en una amplía disponibilidad de droga.

"Eso ha coincidido con las dos sentencias de la Corte Constitucional. El microtráfico se ha disparado en Colombia porque los narcotraficantes saben utilizar muy bien las circunstancias específicas del mercado", ha precisado.

Para leer más