Actualizado 16/03/2009 21:57 CET

Rajoelina pide la detención del presidente y el Ejército dice que apoya al líder opositor

Reuters

ANTANANARIVO, 16 Mar. (Reuters/EP) -

La tensión política que experimenta Madagascar sufrió hoy una nueva escalada después de que el líder opositor, Andry Rajoelina, instara al Ejército y a la Policía a que detengan al actual presidente, Marc Ravalomanana, y de que el nuevo jefe del Estado Mayor, coronel André Ndriarijaona, asegurara que el 99 por ciento de las fuerzas de seguridad apoyan al líder de la oposición, lo que deja al jefe de Estado en una situación muy delicada.

Rajoelina, ex alcalde depuesto de Antananarivo, pidió el arresto del presidente para así poder asumir el poder en esta isla del océano Índico. "Pido al Ejército y a la Policía, y a todos los que puedan, que cumplan la demanda de la ministra de Justicia, porque Andry Rajoelina está impaciente por asumir el poder", afirmó ante sus seguidores en la capital.

Rajoelina se refería a Christine Razanamahasoa, la ministra de Justicia de su Gobierno paralelo, la cual anunció poco antes en la misma manifestación que había pedido la detención del presidente. El líder opositor rechazó el referéndum sobre su labor propuesto por Ravalomanana para solucionar la actual crisis política y advirtió de que la única solución al conflicto es la dimisión del mandatario.

"El referéndum ya se ha producido. El pueblo ya se ha expresado por sí mismo. No hay necesidad de celebrar un referéndum", declaró a la televisión nacional antes de la manifestación. "La dimisión de Ravalomanana es la solución", aseveró. El jefe de Estado, que fue reelegido para un segundo mandato en 2006, ha dicho con anterioridad que quiere ocupar su cargo hasta el fin de su mandato, en 2011.

Pero el Ejército y la Policía reaccionaron con sorpresa a las palabras de Rajoelina. Por una parte, el sector disidente del Ejército advirtió de que es la Policía la que lleva a cabo detenciones, mientras que la Policía Militar precisó que no actuará si no hay una orden de arresto oficial.

Sin embargo, el jefe del Estado Mayor dijo posteriormente que "el 99 por ciento" de los soldados respalda al líder opositor en su lucha de poder con Ravalomanana. "Estamos ahí por el pueblo malgache. Si Andry Rajoelina puede resolver el problema, estamos con él", declaró Ndriarijaona, que encabezó el motín de la semana pasada y relevó al anterior jefe del Estado Mayor. "Yo diría que el 99 por ciento de las fuerzas está con él", añadió en una rueda de prensa en Antananarivo.

TOMA DEL PALACIO PRESIDENCIAL

Además, el Ejército confirmó que ha tomado el Palacio Presidencial y el edificio del Banco Central, si bien agregó que por el momento no tiene órdenes de llevar a cabo más operaciones y Rajoelina dejó claro que no ha sido él quien lo ha ordenado.

"El Palacio está ocupado. Ésta fue nuestra misión para hoy. Por ahora, no tenemos más órdenes", declaró a la agencia Reuters un coronel que pidió no ser identificado y que se encontraba en el recinto del Palacio Presidencial.

El líder opositor subrayó que "ahora mismo Ravalomanana no tiene poder". "¿Que si pretendemos tomar Iavoloha? Van a ocurrir muchas cosas en las próximas 48 horas", declaró a Reuters enigmáticamente en alusión al palacio de las afueras de Antananarivo donde se refugia el presidente. "No fui yo quien dio la orden" de tomar el Palacio Presidencial, recalcó. "No puedo decir si mañana asumiré el poder en el Palacio o no", agregó, sin dar más detalles al respecto.

Preguntado sobre si el Ejército planea enviar los tanques al palacio de Iavoloha, el coronel rechazó esta medida: "No tenemos más órdenes por ahora". Tradicionalmente, los militares malgaches han mantenido una posición neutral durante los momentos de inestabilidad política, pero parece que ahora están comenzando a tomar partido.

Para añadir tensión a la ya preocupante situación, en la que los disturbios han provocado al menos 135 muertos, antes del amanecer se pudieron escuchar explosiones cerca del Palacio Presidencial. Testigos y autoridades hablan de dos o tres deflagraciones a aproximadamente un kilómetro y medio del lugar.

No obstante, no parece que el presidente corra peligro o que las explosiones fueran un ataque contra él. En los alrededores de la finca donde se refugia se han apostado decenas de seguidores que prometen defenderle en caso de que produzca un asalto.

Un guardia del palacio presidencial explicó a Reuters que se dispararon tres proyectiles que impactaron en un cruce cerca del edificio. Un comunicado leído en Radio Mada, propiedad de Ravalomanana, aseguró que cinco vehículos con hombres enmascarados fueron vistos abandonando el lugar tras las explosiones.

Mientras tanto, un portavoz del Ejército que se ha desmarcado del presidente pero tampoco se alinea a favor del líder opositor, indicó que las deflagraciones no tienen nada que ver con ellos.

Rajoelina, que tiene 34 años, mantiene que Ravalomanana es un autócrata que gobierna Madagascar como si fuese una empresa privada. Por su parte, quienes apoyan al presidente consideran que el ex alcalde de Antananarivo es un alborotador que quiere asumir el poder ilegalmente.

"INTENTO DE GOLPE DE ESTADO"

La Unión Africana (UA) calificó de "intento de golpe de Estado" los intentos de la oposición de Madagascar por derrocar al presidente y pidió "al pueblo de Madagascar que actúe acorde con su Constitución".

"La situación de Madagascar es un conflicto interno, es un intento de golpe de Estado. Nosotros condenamos el intento de golpe de Estado", señaló el embajador de Benin en Etiopía, Edouard Alo-Glele, tras la reunión de emergencia del Consejo de Paz y Seguridad que celebró la UA en Adis Abeba para abordar la crisis de la isla.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores checo, Karel Scwartzenberg, cuyo país ostenta la presidencia de turno de la Unión Europea, advirtió de que la UE no reconocerá a un gobierno que se establezca "exclusivamente por la fuerza militar", tal y como ocurrió en el caso de Mauritania el pasado mes de agosto.

"La Unión Europea, por supuesto, rechaza cada acto de violencia, y si un nuevo jefe de Estado se establece exclusivamente por la fuerza militar en contra de la Constitución, no es alguien al que reconoceremos", recalcó Scwartzenberg.

"Haremos lo mismo que hicimos en el caso de, por ejemplo, Mauritania, donde los militares derrocaron al presidente legítimo y actuamos como lo hicimos", es decir, no reconociendo al gobierno golpista, agregó.

El Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad de la Unión Europea, Javier Solana, aseguró que la UE sigue "muy de cerca" la situación y tomará "la decisión adecuada" si se consuma el golpe de Estado.