La rama de Al Qaeda en Malí asegura estar detrás de la muerte de siete militares en Burkina Faso

Publicado 16/10/2018 17:14:30CET

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

La coalición yihadista Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes, rama de Al Qaeda en Malí, ha reclamado este martes la autoría del atentado perpetrado el 4 de octubre en el este de Burkina Faso, en el que murieron siete militares.

El grupo ha afirmado estar detrás de varios atentados ejecutados recientemente en el país vecino, donde se ha registrado un incremento de los ataques en los últimos meses, según ha recogido SITE Intelligence Group, un organismo especializado en hacer seguimiento de los grupos terroristas.

Burkina Faso ha venido registrando un número creciente de ataques y atentados obra de grupos terroristas. Aunque principalmente se han producido en el norte del país, cada vez hay más ataques en el este, donde las autoridades han prohibido recientemente circular en moto durante la noche para intentar evitar este tipo de sucesos.

El Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes fue creado en marzo de 2017 a raíz de la unión bajo la égida de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) de los grupos Ansar Dine, el Frente de Macina y Al Murabitún, este último encabezado por el destacado yihadista argelino Mojtar Belmojtar.

La coalición yihadista opera principalmente en el norte de Malí, una región convulsa con presencia de tropas francesas desde la revuelta tuareg de 2013, que rápidamente fue secuestrada por grupos yihadistas, lo que provocó la intervención militar de París en su antigua colonia.

A principios de febrero de 2017, el G-5 del Sahel --integrado por Burkina Faso, Chad, Malí, Mauritania y Níger-- acordó formar una fuerza antiterrorista conjunta para hacer frente a la amenaza yihadista en la región.

Apenas unas semanas antes, la Autoridad de Liptako-Gourma, creada en 1970 por Níger, Burkina Faso y Malí, anunció su decisión de establecer una fuerza conjunta para hacer frente a la inseguridad en la zona fronteriza común.