Publicado 06/07/2021 08:51CET

La rama de Al Qaeda en Malí publica un vídeo con dos altos cargos locales secuestrados por el grupo

MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Grupo de Apoyo para el Islam y los Musulmanes (JNIM), rama de Al Qaeda en Malí, ha publicado un vídeo en el que aparecen dos altos cargos locales secuestrados en diciembre de 2019 y mayo de 2020 en el país africano, en la primera grabación en la que aparecen tras su rapto, si bien no está claro cuándo se realizó el vídeo.

Los rehenes son el subprefecto de Farako, Ali Cissé, y el prefecto de Gourma-Rharous, Drissa Sanogo, quienes hablan en francés y bambara para identificarse y afirmar que tienen "buena salud", según ha informado la emisora Radio France Internationale.

Cissé, raptado el 13 de diciembre de 2019, afirma en el vídeo que fue secuestrado "hace un año" y pide al Gobierno de Malí que trabaje para su liberación, mientras que Sanogo expresa su deseo de volver "junto a su familia y amigos". Ambos aparecen separados y en lugares distintos.

El vídeo es la última prueba de Sanogo desde octubre de 2020, cuando el JNIM permitió que se entregaran una serie de cartas escritas por él, y de Cissé desde marzo, cuando un hombre que estaba retenido junto a él fue liberado y atestiguó que se encontraba con vida.

Esta coalición yihadista surgió en marzo de 2017 a raíz de la unión bajo la égida de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) de los grupos Ansar Dine, el Frente de Macina y Al Murabitún, este último encabezado por el destacado yihadista argelino Mojtar Belmojtar.

Malí, al igual que otros países del Sahel, ha venido registrando en los últimos años un número creciente de ataques yihadistas obra tanto de la filial de Al Qaeda en la región como de la de Estado Islámico, lo cual ha hecho además aumentar la violencia intercomunitaria y provocado el desplazamiento de decenas de miles de personas.

Contador

Para leer más