Actualizado 10/08/2021 14:50 CET

Ratificada en China la condena a muerte a un canadiense por tráfico de drogas

Archivo - El presidente de China, Xi Jinping.
Archivo - El presidente de China, Xi Jinping. - Maurizio Gambarini/dpa - Archivo

MADRID, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal de China ha ratificado este martes la condena a muerte emitida contra un ciudadano canadiense por tráfico de drogas, en un caso visto como vinculado con la batalla legal por la extradición de la directora financiera de la tecnológica china Huawei, Meng Wanzhou.

El Alto Tribunal del Pueblo de Liaoning ha rechazado durante la jornada la apelación presentada por Robert Lloyd Schellenberg, por lo que ha ratificado el fallo anterior y lo ha enviado al Tribunal Supremo para su confirmación definitiva, según ha informado el diario chino 'Global Times'.

El hombre fue sentenciado en noviembre de 2018 a 15 años de cárcel por introducir de contrabando más de 222 kilogramos de metanfetamina, si bien durante la repetición del juicio la Fiscalía presentó nuevas pruebas que provocaron que el veredicto fuera elevado a pena de muerte.

Tras ello, el acusado reclamó la repetición del juicio, lo que ha derivado en esta segunda sentencia, que confirma la dictada por un tribunal de primera instancia, en la que fue declarado culpable de ser parte de una red internacional de tráfico de drogas, poco después del arresto de Meng en Canadá.

La sentencia ha sido condenada "firmemente" por el ministro de Exteriores de Canadá, Marc Garneau, quien ha subrayado que Ottawa "ha trasladado en repetidas ocasiones a China su firme oposición a este castigo cruel e inhumano", antes de agregar que "seguirá en contacto con funcionarios chinos al más alto nivel para lograr clemencia para Schellenberg".

"Nos oponemos a la condena de muerte en todos los casos y condenamos la naturaleza arbitraria de la sentencia contra Schellenberg", ha dicho, al tiempo que ha dado las gracias a Australia, Francia, Alemania y Estados Unidos, después de que sus representantes hayan estado presentes en el juicio.

Asimismo, ha señalado que el Ministerio de Exteriores canadiense "seguirá dando servicios consulares a Schellenberg y su familia". "Debido a las cláusulas de la Ley de Privacidad, no puede ser publicada más información", ha remachado Garneau.

A las condenas se ha sumado la Unión Europea (UE), que ha recordado que "se opone a la pena de muerte en todas las circunstancias". "Es un castigo cruel e inhumano que no sirve como disuasión y que representa un rechazo inaceptable de la dignidad humana", ha manifestado el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE).

"En este caso particular, hay también preocupaciones sobre el proceso y su arbitrariedad. La sentencia contra Schellenberg fue aumentada en junio de 2019 tras apelar contra una condena inicial de 15 años de cárcel", ha recordado, antes de pedir a las autoridades chinas "clemencia".

"La UE reitera además su compromiso con la abolición a nivel mundial de la pena de muerte, pide a China que conmute todas las sentencias por penas a cadena perpetua y que introduzca una moratoria como primer paso hacia la abolición de la pena de muerte", ha apostillado.

El caso de Meng en un tribunal de la ciudad canadiense de Vancouver entró la semana pasada en sus últimas etapas, más de dos años y medio después de su arresto, si bien China ha defendido en todo momento que no hay relación entre su caso y los juicios contra ciudadanos canadienses en el gigante asiático.

Además de Lloyd Schellenberg, hay otros dos canadienses detenidos en China. Se trata del empresario Michael Spavor y del ex diplomático Michael Kovrig, que trabajaba para el 'think tank' International Crisis Group. Ambos fueron arrestados en diciembre de 2018 por, supuestamente, poner en peligro la seguridad del Estado chino.

La detención de estas dos personas se produjo después de que la directora financiera de la tecnológica china Huawei fuera detenida el 1 de diciembre en Vancouver, a petición de Estados Unidos, porque habría ayudado a burlar las sanciones dictadas por la Casa Blanca contra Irán.

Para leer más