Actualizado 12/06/2007 18:30 CET

R.Centroafricana.- Varias ONG se retiran de la región de República Centroafricana donde fue asesinado un miembro de MSF

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El asesinato de un voluntario de Médicos Sin Fronteras en el noroeste de la República Centroafricana ha provocado que varias organizaciones no gubernamentales de la región suspendan temporalmente sus actividades, según informó la agencia de noticias de la ONU, IRIN.

La cooperante francesa de Elsa Serfass, de 27 años, murió ayer tras recibir varios disparos cuando realizaba una "misión exploratoria" de las condiciones sanitarias en la localidad centroafricana de N'Gaoundal, en el noroeste del país, según la organización en un comunicado. Serfass realizaba su primera misión para MSF participando en un proyecto de asistencia a la población víctima de la violencia constante en esa región del país.

"Después del ataque rebelde del pasado 30 de mayo en la localidad de N'Gaoundal y las violentas represalias del Gobierno, MSF supo de las catastróficas condiciones sanitarias en la zona y decidió enviar una misión", explicó la ONG. "Durante esta misión, nuestro vehículo fue alcanzado por disparos y Elsa resultó herida fatalmente", agregó.

Después de este incidente, MSF-Francia y otras organizaciones, entre las que se encuentra el Comité Internacional de la Cruz Roja, han suspendido temporalmente sus trabajos en Paoua, según explicaron a IRIN fuentes oficiales en la capital, Bangui.

"La trágica muerte de Elsa Serfass es un shock terrible para MSF y lloramos su pérdida. Nuestros pensamientos están con su familia y sus amigos", afirmó la ONG.

Según IRIN, se ha acusado del ataque al Ejército Popular para la Restauración de la República y la Democracia (APRD, en sus siglas en francés), que se enfrenta a las fuerzas gubernamentales en la región. El movimiento insurgente ha llevado sufrimiento a los civiles en la región y ha puesto de manifiesto la creciente inseguridad de la región durante los últimos cinco años, principalmente debido a los rebeldes armados y los bandidos, a los que se conoce como 'zaraguinas'.

Según MSF, la población local ha sido víctima de una violencia sistemática. Muchas localidades han sido atacadas, saqueadas e incendiadas y sus habitantes han tenido que huir para intentar sobrevivir en los bosques.

En mayo, la ONG italiana Cooperazione Internazionale ya suspendió sus actividades en Bouzoum, en la prefectura de Ouham Pendé, después del secuestro de dos de sus trabajadores sanitarios.