Publicado 20/08/2015 17:55CET

RDC investigará a tres soldados de la MINUSCA por las violaciones en República Centroafricana

Cascos azules en Darfur (Sudán)
HO NEW / REUTERS

KINSHASA, 20 Ago. (Reuters/EP) -

República Democrática del Congo (RDC) investigará a tres de sus soldados en la misión de la ONU en República Centroafricana, MINUSCA, por las presuntas violaciones a mujeres locales, según ha anunciado este jueves el ministro de Justicia, Alexis Thambwe.

La portavoz de la ONU Vannina Maestracci reveló el miércoles en una rueda de prensa que tres mujeres centroafricanas, incluida una menor, han denunciado que han sido violadas en las últimas semanas por tres 'cascos azules' de la MINUSCA.

Thambwe ha indicado que los soldados acusados son congoleños y ha avanzado que el Gobierno está a la espera de recibir el dossier de Naciones Unidas con el testimonio de las presuntas víctimas para iniciar las pesquisas.

"De hecho, ya he ordenado al auditor general de las Fuerzas Armadas que inicie los procedimientos contra los tres soldados que estarían implicados en estas violaciones en República Centroafricana", ha contado a Reuters.

Con estas, ya son 14 las denuncias por abusos sexuales que se han presentado contra los efectivos de la MINUSCA desde que se desplegó, en abril de 2014, lo que ha llevado al secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, a ordenar una investigación interna.

"Demasiado es demasiado", dijo la semana pasada sobre estos casos. "Creo que el preocupante número de acusaciones que hemos visto en muchos países, pero particularmente en República Centroafricana, habla de la necesidad de actuar ya", sostuvo Ban.

La primera consecuencia de este mensaje fue la dimisión del jefe de la MINUSCA, Babacar Gaye, a quien Ban elogió, no obstante, por su "larga y distinguida trayectoria de servicio" en la ONU. Onanga-Anyanga, con una dilatada experiencia en zonas de conflicto, es su sustituto.

Las tropas francesas que se desplegaron en el país africano un año antes de que llegara la MINUSCA también han sido objeto de acusaciones similares, pero en este caso la investigación se desarrolla a nivel nacional.

Los efectivos internacionales llegaron a Republica Centroafricana tras la crisis de seguridad desatada por el golpe de Estado de 2013 contra el Gobierno de François Bozizé, que desembocó en una rebelión tuareg secuestrada posteriormente por yihadistas.