Publicado 14/12/2021 15:10CET

RDC se prepara para declarar este miércoles el fin del último brote de ébola en el este del país

Archivo - Respuesta a un brote de ébola en 2019 en Goma, República Democrática del Congo
Archivo - Respuesta a un brote de ébola en 2019 en Goma, República Democrática del Congo - SALLY HAYDEN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de República Democrática del Congo (RDC) se prepara para declarar este miércoles el fin del último brote de ébola decretado en la provincia de Kivu Norte (este), después de que no se hayan confirmado nuevos casos desde hace cerca de un mes y medio.

El responsable de comunicación de la División Provincial de Sanidad, Mumbere Luhavo Damien, ha indicado en declaraciones concedidas al portal congoleño de noticias Actualité que el fin de la epidemia es cuestión de horas.

"Estamos en el periodo de vigilancia, dado que van a cumplirse 42 días (sin casos). De aquí al 15 (de diciembre) a medianoche, será el fin de la epidemia", ha dicho. "El día posterior podrá proclamarse el fin del decimotercer brote de ébola", ha subrayado.

El último brote, decretado el 8 de octubre, acumula hasta la fecha once casos confirmados y ocho fallecidos, mientras que dos personas se han recuperado de la enfermedad. En este sentido, las autoridades han destacado la importancia de la campaña de vacunación.

"La vacunación detiene la expansión de la enfermedad del virus del ébola. Las comunidades menos vacunadas presentan más riesgos de contagio", ha explicado el responsable del Programa Ampliado de Vacunación en Butembo, Bernardin Kasereka Siviholya.

En este sentido, ha hecho hincapié que los dos últimos brotes han dejado menos contagios "debido a una alta tasa de vacunación". Hasta la fecha, al menos 1.650 personas han sido vacunadas, entre ellos 800 trabajadores sanitarios.

RDC ha registrado a lo largo de la historia más de una decena de brotes de ébola y el anterior del que se tiene constancia se dio por concluido el 3 de mayo con seis fallecidos. El brote más letal, sin embargo, tuvo lugar entre 2018 y 2020, con 3.481 casos y 2.299 muertes.