RDCongo-Empresas madereras talan árboles del parque Nacional de Odzala, el segundo bosque tropical más extenso del mundo

Actualizado 13/04/2007 20:53:18 CET

MADRID, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

Empresas madereras han comenzado a talar árboles del parque Nacional de Odzala, el segundo bosque tropical más extenso del mundo, situado en la República Democrática Central de Congo, según recoge esta semana el diario 'The Guardian'.

El 8 de febrero de 2005, los empresarios madereros negociaron un contrato con los terratenientes tradicionales que cedieron los derechos de la comunidad en el parque durante los próximos 25 años. Los empresarios pagaron 10.000 dólares (7.300 euros) por un bosque en el que cada árbol tiene un precio en Europa de 4.000 dólares (casi 3.000 euros).

Cuando los antiguos propietarios intentaron romper el acuerdo, ya era demasiado tarde y las críticas al gobierno local y central no dieron resultado alguno. Un Informe de Greenpeace hecho público esta semana recuerda que las explotaciones forestales ya han comenzado por lo que los jóvenes sienten que sus mayores "han fallado en proteger los intereses de la comunidad".

"Si no tenemos árboles, no tendremos nada. Estaremos abocados a la pobreza para siempre. Los bosques son nuestra única esperanza", afirmó un hombre que vive cerca de Kisangani, en declaraciones recogidas por el Informe.

Greenpeace y otras organizaciones ecologistas internacionales insisten en que el destino de los bosques de Congo depende del Banco Mundial y otros donantes a los que pide luchar contra la tala industrial ya que genera importantes problemas sociales.

"Si no hacemos nada, los bosques desaparecerán y la pobreza aumentará", advirtió Kankonde Mukadi, miembro de la Oficina Forestal del Banco Mundial en Kinshasa.

Por otro lado, a principios de mes, la industria hotelera de Estados Unidos y las autoridades congoleñas firmaron un acuerdo para construir un complejo hotelero en este parque nacional, lo que desató las críticas de los grupos conservacionistas que remitieron una carta de protesta al presidente de la República, Denis Sassou Nguesso.

El acuerdo tiene una vigencia de 50 años aunque está previsto un periodo de prueba para que el Gobierno congoleño supervise el impacto ecológico de las empresas estadounidenses en la zona.

El parque nacional de Conkouati-Douli fue creado por el Gobierno congoleño en el año 1980. Ubicado en el suroeste del país, el parque tiene una extensión de casi 505 hectáreas que albergan mandriles, gorilas y chimpancés así como otras especies de flora endémicas de la región.