Actualizado 23/03/2007 23:54 CET

RDCongo.- El jefe de Estado Mayor de RDC afirma que se ha recuperado el control sobre Kinshasa

KINSHASA, 23 Mar. (EP/AP) -

El jefe de Estado Mayor del Ejército de la República Democrática de Congo (RDC), Sungilanga Kisempia, confirmó esta tarde, en un mensaje televisivo dirigido a la nación, que las Fuerzas Armadas han retomado el control sobre Kinshasa tras dos días de enfrentamientos entre los milicianos del ex vicepresidente Jean Pierre Bemba, y las fuerzas de seguridad del Gobierno.

En este sentido, aseguró a la televisión estatal 'RTNC' que el orden público quedó restablecido en la capital, al tiempo que instó a los milicianos de Bemba a entregarse en la sede de la misión de la ONU en República Democrática del Congo (MONUK). "Les perseguiremos hasta el final", insistió.

No obstante, se podían escuchar a última hora de la tarde de hoy disparos esporádicos en Kinshasa, aunque la intensidad del fuego se ha reducido drásticamente comparado con la jornada de ayer, donde los ataques con mortero se sucedieron en oleadas. A falta de un balance oficial de víctimas, fuentes hospitalarias cifran en 12 los muertos en los enfrentamientos y en 47 los heridos, aunque se cree que la cifra final podría alcanzar el millar de muertos.

Durante el punto álgido de la contienda los proyectiles de mortero llegaron a alcanzar las afueras de la capital de la vecina República de Congo, impactando a cuatro kilómetros de Brazzaville, donde la vivienda del ministro de Defensa se vio afectada, según explicó el portavoz del Ejecutivo de Congo, Alain Akouala.

Por su parte, la MONUK dio la bienvenida al anuncio de la vuelta al orden, aunque "lamentó profundamente el hecho de que la fuerza fuera empleada para resolver la situación que podía y debería haber sido asentada a través del diálogo". "Las pérdidas inmediatas y los daños son simplemente evidentes", reza un comunicado de la misión.

El fiscal general de RDC, Tsaimanga Mukenda, aseguró que ni la inmunidad de la que goza Bemba como senador ni el hecho de que hubiera encontrado refugio en la Embajada sudafricana le impedirían arrestarle por cargos de "alta traición" e incidió en que solicitaría al Parlamento la revocación de su inmunidad.