Los rebeldes tuareg aprovecharán el golpe de Estado en Malí para ganar terreno en el norte

Actualizado 22/03/2012 17:30:47 CET

BAMAKO, 22 Mar. (Reuters/EP) -

Los rebeldes tuareg de Malí han afirmado que aprovecharán la confusión generada en la capital, Bamako, por el golpe de Estado que dieron este miércoles un grupo de militares para seguir ganando terreno en el norte del país, donde se alzaron en armas a mediados del pasado enero.

"La situación (en Bamako) nos permitirá aprovechar el caos para seguir ganando terreno", ha declarado por teléfono Moussa Ag Acharatoumane, un portavoz del Movimiento de Liberación Nacional de Azawad (MNLA) que vive en París. A la pregunta de si intentarán avanzar en localidades clave como Kidal, Tombuctú y Gao, ha respondido: "No creo que tardemos mucho. Lo estamos preparando".

El presidente del Comité Nacional para el Restablecimiento de la Democracia y la Restauración del Estado, el capitán Amadou Sanogo, ha explicado que el Ejército ha dado un golpe de Estado por la "incapacidad" del Gobierno maliense para hacer frente a la rebelión encabezada por los tuareg en el norte del país.

Una parte de los miembros de las Fuerzas Armadas sentía un profundo malestar por la falta de medios y de munición para luchar contra el levantamiento liderado por el MNLA que comenzó en la región septentrional de Azawad a mediados del pasado enero. Los insurgentes han conseguido hacerse con el control de más del 60 por ciento de la región y solicitan que se reconozca su independencia.