Los rehenes de la Embajada de EEUU en Irán logran su primera indemnización

Publicado 25/12/2015 19:49:49CET
Embajada de EEUU en Teherán
RAHEB HOMAVANDI / REUTERS

WASHINGTON, 25 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los 53 estadounidenses que estuvieron retenidos 444 días por el recién instaurado régimen de los ayatolás en Irán tras la toma de la Embajada en Teherán han logrado finalmente que la administración norteamericana les indemnice, 36 años después.

La ya internacionalmente conocida como crisis de los rehenes comenzó el 4 de noviembre de 1979, cuando hordas de iraníes asaltaron la Embajada para exigir a Estados Unidos que entregara al Shá, Mohammad Reza Pahlevi, y retuvieron a los 53 norteamericanos que había dentro.

La crisis se prolongó 444 días durante los cuales los rehenes estadounidenses fueron expuestos ante la prensa internacional como auténticos prisioneros de guerra bajo la amenaza constante de su ejecución.

La situación se resolvió en 1981 cuando Irán accedió a liberar a los rehenes tras la muerte del Shá y en respuesta a la decisión de Washington de levantar algunas de las contramedidas adoptadas contra Teherán por el asalto a la Embajada.

Durante décadas los tribunales estadounidenses --incluido el Supremo-- han negado una compensación a estas 53 personas por virtud del acuerdo para su liberación, que les obligaba a renunciar a cualquier tipo de restitución.

Sin embargo, el Congreso estadounidense ha conseguido sortear esta prohibición gracias al acuerdo nuclear firmado el pasado 14 de julio entre Irán y el Grupo 5+1, que ha reconciliado a ambos países y ha devuelto a la República Islámica a la esfera internacional.

"Es evidente que hemos estado intrínsecamente ligados de alguna forma a las negociaciones nucleares, que han resultado en un acuerdo que obliga a abordar la causa de la ruptura de las relaciones: el secuestro", ha dicho V. Thomas Lankord, abogado de las víctimas.

"Si bien es importante frenar le carrera armamentística nuclear, también lo es establecer el precedente de que, de una forma u otra, un Estado que patrocina el terrorismo no podrá seguir adelante", ha celebrado, en declaraciones al 'New York Times'.

Las compensaciones han llegado en una ley de gasto público que contempla pagos de hasta 4,4 millones de dólares a cada una de las víctimas del terrorismo de Estado. Los fondos saldrán de la multa cobrada a BNP Paribas por violar las sanciones impuestas a Irán, Cuba y Sudán.

Cada una de las víctimas recibirá 10.000 dólares por día de secuestro. Actualmente solo hay 37 rehenes vivos, pero los herederos de los restantes podrán recibir hasta 600.000 dólares en concepto de indemnización.

"Han pasado 36 años, un mes y 14 días hasta que Irán ha sido hecho responsable", ha dicho Rodney V. Sickmann, un sargento de la Marina estadounidense que estaba en la Embajada. "Casi lloro" al conocer la noticia, ha confesado.

Sickmann ha lamentado que sea el Estado estadounidense el que se haga cargo de las compensaciones, considerando que debía ser Irán, tal y como ocurrió con Libia por el atentado en el vuelo de Pan Am en Lockerbie. "Pero no espero un perdón", ha subrayado.

Para leer más