Actualizado 12/03/2021 13:35 CET

Reino Unido aconseja a sus ciudadanos en Birmania abandonar el país

Un grupo de manifestantes se dispersa después de que la Policía lance gas lacrimógeno durante una manifestación contra el golpe militar en Rangún, la ciudad más poblada de Birmania.
Un grupo de manifestantes se dispersa después de que la Policía lance gas lacrimógeno durante una manifestación contra el golpe militar en Rangún, la ciudad más poblada de Birmania. - Thuya Zaw/ZUMA Wire/dpa

Rusia expresa su preocupación por la muerte de civiles en el marco de las protestas

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Reino Unido ha recomendado este viernes a sus ciudadanos en Birmania que abandonen el país "salvo que tengan necesidad urgente" de permanecer allí, a raíz de las "tensiones" y el "aumento de los niveles de violencia" tras el golpe de Estado militar del 1 de febrero.

En su aviso de viaje, Londres ha resaltado que desde esa fecha "el Ejército ha declarado un estado de emergencia y se ha hecho con el control" y ha recordado que "miembros del gobierno civil, la sociedad civil y un extranjero han sido detenidos".

"El Ejército ha ordenado un bloqueo nocturno de Internet, varias plataformas de Internet han sido bloqueadas y hay informaciones sobre alteraciones en las redes de Internet y teléfono", ha relatado, antes de añadir que "el acceso al dinero es cada vez más difícil por el cierre de bancos y los cajeros fuera de servicio".

"Si no puede abandonar Birmania en estos momentos, se le recomienda que se quede en casa y en lugar seguro. Si tiene que salir de su vivienda por motivos esenciales, debería hacerlo rápido y evitando las aglomeraciones", ha resaltado.

Por último, ha manifestado que "el Ejército ha extendido la suspensión de los vuelos comerciales hasta el 31 de mayo", si bien ha explicado que "el aeropuerto está abierto y algunos vuelos 'de asistencia' están disponibles para los que buscan salir de Birmania". "En la mayoría se puede reservar", ha aconsejado.

La recomendación de Reino Unido ha llegado horas después de que el relator especial de Naciones Unidas en Birmania, Tom Andrews, acusara ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU al Ejército de cometer crímenes contra la humanidad en la "brutal respuesta a las protestas" e incluso antes del golpe.

La asonada tuvo lugar poco antes de que tomara posesión el nuevo Parlamento, surgido de las elecciones de noviembre, en las que la Liga Nacional para la Democracia (NLD) de la entonces líder 'de facto', Aung San Suu Kyi, se hizo con una amplia victoria, en medio de las denuncias de fraude de un partido vinculado a las Fuerzas Armadas.

El golpe de Estado se ha visto seguido por una oleada de protestas que se han saldado con decenas de muertos y cientos de detenidos, en medio de los llamamientos internacionales al Ejército para que respete el derecho de manifestación y devuelva el poder a las autoridades civiles.

RUSIA, PREOCUPADA POR LOS MUERTOS EN LAS PROTESTAS

Las autoridades de Rusia han alertado este mismo viernes del creciente número de víctimas mortales registradas en enfrentamientos entre manifestantes y policías en el marco de las protestas que están teniendo lugar en el país.

En un comunicado, el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha indicado que el Gobierno ruso califica la situación de "alarmante" y ha trasladado la preocupación de Moscú por "la información que llega desde allí sobre el creciente número de víctimas civiles".

Así, según ha recogido la agencia de noticias Sputnik, Peskov ha indicado que Rusia "sigue de cerca lo que está ocurriendo en Birmania" y ha insistido en que las autoridades "están analizando" la situación.

Para leer más