Actualizado 03/12/2015 21:32 CET

Reino Unido negocia la liberación de un ciudadano británico encarcelado en Irán

DUBÁI, 3 Dic. (Reuters/EP) -

El Ministerio de Exteriores de Reino Unido ha informado de que está interviniendo en la liberación de un ciudadano británico-iraní que lleva cuatro años en prisión tras ser acusado de espionaje.

El portavoz del Ministerio británico ha señalado que el ministro de Exteriores, Philip Hammond, ha elevado el caso a las autoridades iraníes, incluido el presidente, Hasán Rohaní, y que Reino Unido está pujando por la inmediata liberación del reo, Kamal Foroughi, por razones médicas.

El portavoz también ha señalado que los diplomáticos de 'la City' han sido incapaces de proveer a Foroughi de asistencia consular porque Irán no reconoce la doble nacionalidad. Londres reabrió su Embajada en Teherán en agosto, cuatro años después de las protestas que sacudieron el recinto.

Foroughi, de 76 años, fue arrestado en 2011 mientras trabajaba como asesor comercial en la capital iraní, según ha señalado su hijo. Su arresto fue publicado por el periódico 'The Guardian' en octubre de este año, cuando su familia decidió romper con su silencio.

La revelación se produjo después de una nueva ola de disconformidad en Irán, que según los analistas se intensificó en septiembre a raíz las declaraciones realizadas por el líder supremo, Alí Jamenei, quien advirtió de nuevas "infiltraciones" occidentales en la República Islámica. Irán no ha confirmado ni comentado públicamente el arresto.

El de Foroughi es el único caso público de un ciudadano británico retenido en Irán. Sin embargo, varios ciudadanos estadounidenses han sido detenidos y encarcelados bajo acusaciones de espionaje.

El empresario estadounidense-iraní Siamak Namazi fue arrestado en octubre mientras visitaba a sus familiares en Teherán; Nizar Zakka, un libanés residente en Estados Unidos, desapareció en septiembre después de asistir a una conferencia en la capital, un caso que fue posteriormente anunciado por la emisora nacional.

El pasado mes, la judicatura norteamericana reportó que el periodista del 'Washington Post' Jason Rezain había sido condenado a prisión bajo cargos de espionaje. El antiguo marino Amir Hekmati y el pastor cristiano Saeed Abedini están cumpliendo con su pena, mientras el ex investigador del FBI Robert Levinson desapareció en Irán en 2007.

Este jueves, el Departamento de Estado norteamericano ha informado de que Hamid Samiee, otro ciudadano estadounidense, ha sido detenido. El Gobierno ha señalado que estaba investigando el caso y no podía confirmar si había sido ejecutado.

Para leer más