Actualizado 25/03/2021 19:05

Reino Unido recuerda a la UE que tiene un contrato de "exclusividad" con AstraZeneca

Matt Hancock, ministro de Sanidad británico
Matt Hancock, ministro de Sanidad británico - Hannah Mckay/PA Wire/dpa

Extiende la emergencia decretada por la pandemia otros seis meses

   MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

   El ministro de Sanidad británico, Matt Hancock, ha cargado contra los posibles bloqueos en las exportaciones de vacunas contra la COVID-19 por parte de la UE presumiendo del contrato firmado con AstraZeneca, que en el caso de Reino Unido sí contemplaría una cláusula de "exclusividad" para la entrega de dosis.

   El pulso que libran Londres y Bruselas a cuenta de las vacunas producidas por la firma anglosueca tiene en los contratos firmados uno de sus caballos de batalla, ya que en el caso del bloque europeo existen dudas sobre la interpretación del concepto 'mejor esfuerzo razonable' ('best reasonable effort'), incluido a la hora de enunciar cada compromiso.

   Fuentes comunitarias creen afirman que se trata de un "estándar objetivo" que se refiere a "cuestiones que están en poder de la empresa", como aumentar las capacidades de producción, pero Hancock ha sugerido en una entrevista con 'The Financial Times' que, 'de facto', supone tener peores condiciones que en el caso de Reino Unido, que sí tendría más poder a la hora de reclamar dosis.

   "Ellos tienen un acuerdo de 'mejores esfuerzos' y nosotros uno de exclusividad", ha dicho el ministro de Sanidad británico, que incluso ha señalado que, en caso de disparidad, Londres tendría las de ganar. "Nuestro contrato supera al suyo", ha subrayado.

   En este sentido, cree que la UE "se ha ceñido a su posición geopolítica", lo cual "es difícil en cualquier negocio".

   En medio de todo este pulso, la Comisión Europea y el Gobierno británico emitieron el miércoles un comunicado conjunto en el que aseguraron estar trabajando para encontrar una "relación beneficiosa" para las dos partes en la lucha contra la pandemia, horas después de que el Ejecutivo comunitario plantease un endurecimiento del mecanismo para bloquear la exportación de vacunas.

EXTENSIÓN DE LA EMERGENCIA

   Por otro lado, la Cámara de los Comunes ha aprobado la extensión de los poderes de emergencia en el marco de la pandemia durante otros seis meses, en una votación que se ha saldado con 484 votos a favor y 76 en contra. Hancock ya había pedido renovar la normativa, que ha tildado de "esencial", mientras Reino Unido avanza en su plan de desescalada.

   Según ha recogido la BBC, el Ejecutivo británico ha garantizado que la normativa, aprobada por primera vez en marzo de 2020 y que establece que el Gobierno puede usarla "cuando sea estrictamente necesario", estará en vigor "solo el tiempo que sea necesario".

   En el debate previo a la votación, Hancock ha defendido que los poderes de emergencia han sido una "parte crucial" de la respuesta de las autoridades británicas a la pandemia de COVID-19, aunque ha reconocido que 12 provisiones de la ley ya no son necesarias, a la luz del avance en el control de la expansión de la enfermedad. Incluyen leyes que rigen la retención de datos biométricos con fines sanitarios y obligaciones de las empresas que trabajan en cadenas de suministro de alimentos.

   Durante la jornada, el Ministerio de Salud británico ha confirmado 6.397 nuevos contagios de COVID-19 y 63 fallecimientos a causa de la enfermedad, que han elevado los totales a 4.319.128 y 126.445, respectivamente.

   Las autoridades sanitarias de Reino Unido han detallado que 354 personas han requerido ser hospitalizadas con COVID-19 en las últimas 24 horas. Hasta el momento, 5.122 personas están ingresadas con la enfermedad en el país europeo, 683 de ellas con respiración mecánica.

   En referencia a la vacunación, 28,9 millones de personas han recibido ya la primera dosis del fármaco contra la COVID-19, mientras que más de 2,7 millones han sido inoculados también con la segunda.