Rumanía prepara un decreto que podría permitir anular condenas a políticos por corrupción desde 2014

Viorica Dancila, primera ministra de Ucrania
REUTERS / VINCENT KESSLER - Archivo
Publicado 21/01/2019 10:57:06CET

BUCAREST, 21 Ene. (Reuters/EP) -

El ministro de Justicia de Rumanía, Tudorel Toader, ha preparado un decreto de emergencia que permitiría a líderes políticos condenados por corrupción por el Tribunal Supremo desde 2014 recurrir sus condenas para conseguir su anulación, una decisión especialmente controvertida en uno de los países más corruptos de la Unión Europea.

La medida que prepara el Ejecutivo podría beneficiar a varios líderes políticos de primer nivel, incluido Liviu Dragnea, el líder del gobernante Partido Socialdemócrata, que fue descartado para el cargo de primer ministro porque fue condenado a una pena suspendida de prisión en 2015 por fraude electoral.

"Tengo un borrador de decreto de emergencia que permitirá recurrir a los condenados por paneles (de jueces) ilegalmente formados", ha dicho el ministro de Justicia rumano, en declaraciones a última hora del domingo a la cadena de televisión Romania TV.

"He encontrado esta solución y he preparado el decreto, el primer ministro decidirá", ha afirmado. La medida es la última de una serie de cambios legislativos y personal impulsados por los socialdemócratas desde que llegaron al Gobierno hace dos años.

Estas medidas se interpretan como una amenaza a la independencia judicial y podrían hacer aumentar la preocupación en el seno de la Unión Europea sobre el respeto a los valores democráticos por parte de algunos de los países del este.

En noviembre, el Gobierno rumano recurrió con éxito ante el Tribunal Constitucional, que le dio la razón al considerar que los paneles de cinco jueces del Tribunal Supremo se formaron de manera ilegal porque no todos los magistrados fueron seleccionados de forma aleatoria, como establece un cambio legal de 2013.

El Supremo mantenía la interpretación de que esa modificación legal conllevaba que cuatro de los cinco jueces deberían ser elegidos de forma aleatoria pero no así el jefe de cada panel.

Sin embargo, en noviembre, el Consitucional dictó un fallo por el que aclaró la naturaleza del cambio legal, lo que permitiría que varios políticos recurrieran sus condenas porque sus tribunales se habrían formado de forma contraria a la modificación legal. El fallo del alto tribunal no se aplicaba a casos anteriores.

Después de que el ministro de Justicia dijera el domingo que su decreto permitiría recurrir todas las condenas de estos paneles de jueces, el partido opositor Unión Salvemos a Rumanía denunció que esa medida sería ilegal y que abriría casos ya juzgados. Los decretos del Gobierno tienen efecto inmediato y dejan poco margen para ser recurridos.

Transparencia Internacional sitúa a Rumanía como el país más corrupto de la Unión Europea y Bruselas, que mantiene bajo vigilancia especial su sistema de justicia, ha elogiado a los jueces rumanos por sus esfuerzos en la lucha contra la corrupción.

Los fiscales anticorrupción han estado luchando contra este fenómeno en los más altos niveles de la administración durante los últimos años, condenando a figuras de los principales partidos, con una tasa de condenas del 90 por ciento de los procesados en 2017.

Contador