R.Unido.- Condenan a 33 años de cárcel a uno de los implicados en los atentados de julio de 2005 en Londres

Actualizado 20/11/2007 20:15:41 CET

LONDRES, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

El último de los cinco hombres que intentaron llevar a cabo varios atentados frustrados en Londres el pasado 21 de julio de 2005 ha sido condenado a 33 años de cárcel después de que admitiese que conspiró para causar la explosión de las bombas, según informó hoy la cadena británica BBC.

Con anterioridad, un jurado encargado del caso no pudo emitir un veredicto cuando Manfo Kwaku Asiedu fue juzgado por estar acusado de conspirar para asesinar, pero el imputado se declaró culpable de conspirar para causar las explosiones y el fiscal retiró el cargo anterior y fue condenado por el Tribunal de Kingston Crown.

Otros cuatro hombres han sido condenados por los atentados, en su caso a cadena perpetua. Muktar Ibrahim, Yassin Omar, Ramzi Mohammed y Hussain Osman tendrán que permanecer en prisión un mínimo de 40 años. Un sexto acusado, Adel Yahya, confesó su culpabilidad este mes por un delito menos grave, y deberá cumplir una condena de seis años y nueve meses.

El juez David Calvert-Smith dijo al tribunal que Asiedu había mentido en una "escala épica" sobre su participación en la conspiración y que es "inconcebible" que no supiese nada sobre los motivos del grupo terrorista. A su juicio, es en realidad una "figura central" en la búsqueda y compra de las sustancias químicas necesarias para fabricar las bombas.

Calvert-Smith concluyó que Asiedu no sólo no había intentado advertir a la Policía o a los londinenses del inminente ataque, sino que además continuó ayudando a los conspiradores deshaciéndose de las pruebas incriminatorias.

Asiedu, cuyo nombre real es Sumaila Abubakari, sostiene que ignoraba que existía un plan para matar a gente hasta horas antes de que los conspiradores entrasen en acción. Relató que, tan pronto como tuvo ocasión, tiró su mochila, que contenía explosivos, en un parque de Little Wormwood Scrubs, en el oeste de Londres.