Actualizado 26/07/2012 00:44 CET

R.Unido.- La RAF despliega un caza de última generación para interceptar un avión civil en una falsa alarma de seguridad

EDIMBURGO, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Real Fuerza Aérea británica (RAF) ha desplegado este miércoles un cazabombardero Eurofighter Typhoon para interceptar un avión civil que no respondía a las comunicaciones por radio mientras sobrevolaba espacio aéreo británico, en un episodio que finalmente se ha comprobado que era una falsa alarma pero que ha generado una alerta por temor a un ataque con motivo de la celebración de los Juegos Olímpicos de Londres, ha informado el diario 'The Scotsman'.

El cazabombardero desplegado forma parte de una escuadrilla de cuatro aviones de ataque que está integrada en el dispositivo de seguridad por la celebración de la cita olímpica londinense y ha despegado en cuestión de minutos para interceptar a un avión de pasajeros que volaba por el espacio aéreo británico tras despegar desde la ciudad escocesa de Glasgow con destino a Túnez.

Tras el despegue del avión de combate para alcanzar a la aeronave civil, un segundo caza ha quedado en situación de 'Standby' (listo para despegar en cualquier momento') a la espera de las comunicaciones del primer aparato. La alarma por un avión que no atiende a las comunicaciones de radio se ha activado a las 11.30 horas (12.30 hora peninsular española) cuando el avión civil se dirigía hacia la costa francesa.

Finalmente, los controladores aéreos militares han recuperado la comunicación con la aeronave poco después de activada la alarma, cuando el caza estaba sobrevolando en círculos su base militar. La misión, aunque finalmente se ha comprobado que partía de una falsa alarma, ha permitido medir la capacidad de respuesta de la Real Fuerza Aérea británica (RAF) ante un ataque terrorista con aeronave.

Un portavoz del Ministerio de Defensa y de la compañía aérea responsable del avión civil, Thomas Cook, han confirmado que la aeronave perdió contacto por radio y restableció la comunicación minutos después.