Rusia anuncia un alto el fuego del Ejército sirio en Idlib a partir del sábado

Actualizado 30/08/2019 15:49:55 CET
Personas junto al lugar de una explosión en Idlib
Personas junto al lugar de una explosión en Idlib - Anas Alkharboutli/dpa

El cese unilateral de hostilidades tiene lugar horas después de que Siria y Rusia intensificaran sus ataques

BEIRUT, 30 (Reuters/EP)

El Ejército sirio comenzará a cumplir este sábado un nuevo alto el fuego en la provincia siria de Idlib, en el noroeste del país, según una declaración unilateral anunciada por su aliado en la ofensiva, Rusia, horas después de que los residentes de la región denunciaran una intensificación de los bombardeos contra las fuerzas rebeldes y yihadistas -- encabezadas por la alianza Hayat Tahrir al Sham -- allí atrincheradas.

Tanto desertores del Ejército sirio como residentes de Idlib habían confirmado que la alianza sirio-rusa había efectuado nuevas incursiones en zonas densamente pobladas de Idlib, hasta el punto de que Naciones Unidas advirtió de una nueva catástrofe humanitaria en la región.

"Se ha acordado un cese del fuego unilateral por parte de las tropas gubernamentales en la zona de distensión de Idlib desde las 6:00 horas del 31 de agosto de 2019", ha informado el centro ruso para la reconciliación en un comunicado. Según ha explicado, el objetivo es "estabilizar la situación".

El Ejército sirio lanzó a finales de abril, con apoyo de Rusia, su ofensiva para recuperar Idlib. Desde entonces se ha hecho con el control de numerosas localidades. Según la ONU, más de 500 civiles han muerto en los meses transcurridos.

La última ofensiva ha ocurrido a lo largo de la frontera con Turquía, en la ciudad de Tamané. Horas antes, las fuerzas del presidente sirio, Bashar al Assad, habían asumido el control de Jwain y Zarzur, sus primeras victorias desde la semana pasada.

Estos avances han tenido éxito gracias a la intervención adicional de unidades de élite del Ejército sirio y milicias respaldadas por Irán, el otro gran aliado internacional de Al Assad, según el coronel Mustafá Bakur, del grupo rebelde Jaish al Izza. Las unidades de élite son la Guardia Republicana que lidera el hermano del presidente sirio, Maher, y que ahora mismo están apostadas en el frente del sur de Idlib.

"Los rusos han comenzado a echar mano de los iraníes y de las fuerzas de élite", ha explicado Bakur. "Antes dependían de las llamadas fuerzas Tigre, unidades regulares del Ejército sirio, que conformaban el grueso de su infantería", ha añadido.

También se tiene constancia de bombardeos de la Fuerza Aérea de Rusia contra las afueras de Idlib capital, según activistas.

Turquía, que también se encuentra en el noroeste de Siria, ha recibido garantías de que no será atacada, tal y como ha explicado el ministro de Exteriores, Mevlut Cavusoglu, en referencia a su puesto de observación en la localidad de Morek, uno de los doce establecidos por Ankara en virtud de su acuerdo firmado hace dos años con Moscú y Teherán.

Para leer más