Rusia anuncia una investigación sobre supuestas torturas a sus soldados y por el uso de armas químicas

Soldados ucranianos.
Soldados ucranianos. - Louai Barakat/IMAGESLIVE via ZUM / DPA
Publicado: miércoles, 13 abril 2022 14:08

Sigue en directo las últimas noticias sobre la guerra en Ucrania

MADRID, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Comité de Investigación de Rusia (CIR) ha anunciado este miércoles la apertura de una investigación por las supuestas torturas a las que habrían sido sometidos cuatro de sus soldados por parte de las autoridades ucranianas, así como otra sobre el supuesto uso de armas químicas.

El proceso se centra, no obstante, en "personas no identificadas" que habrían participado en el "asesinato de dos o más personas" por "motivos de odio o enemistad con especial crueldad" mientras desempeñaban sus "actividades oficiales", según el Código Penal ruso.

"Después del final de las hostilidades, se encontraron los cuerpos de cuatro soldados rusos muertos con rastros de tortura. Según la conclusión de los peritos, recibieron las lesiones cuando aún vivían", ha explicado el CIR en su informe, publicado en su canal de Telegram.

"Estos hechos atestiguan la violación por parte de Ucrania de los requisitos de la Convención de Ginebra del 12 de agosto de 1949 sobre el trato de los prisioneros de guerra", ha incidido el CIR.

Las autoridades rusas han adelantado que ya han iniciado investigación conjunta con los departamentos de las milicias populares de las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk para identificar a las personas responsables.

Por otro lado, el jefe del CIR, Alexander Bastrikin, ha pedido una investigación acerca del posible uso de sustancias químicas por parte del ejército a través de vehículos aéreos no tripulados.

Bastrikin ha hecho referencia a unos informes del Ejército ruso sobre la existencia de estos vehículos aéreos no tripulados, los cuales contaban con contenedores de líquidos y rociadores, hallados en una base militar abandonada de las fuerzas ucraniana, cuenta la agencia TASS.

"Estos dispositivos podrían usarse para rociar sustancias venenosas contra la población civil, así como contra el personal militar ruso", por lo que se llevará a cabo una investigación sobre el contenido y sus objetivos", ha explicado Bastrikin.

Más información