. Rusia cifra en más de 2,7 millones el número de refugiados llegados desde Ucrania
Actualizado 20/07/2022 09:14

Rusia cifra en más de 2,7 millones el número de refugiados llegados desde Ucrania

Archivo - Un hombre cerca de un edificio dañado por los combates en la localidad de Volnovaja, en Donetsk (Ucrania)
Archivo - Un hombre cerca de un edificio dañado por los combates en la localidad de Volnovaja, en Donetsk (Ucrania) - V Ictor / Xinhua News / ContactoPhoto - Archivo

Sigue en directo las últimas noticias sobre la guerra en Ucrania

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Rusia han elevado este miércoles a más de 2,7 millones el número de personas, incluidos más de 430.000 niños, que han llegado al país huyendo de la guerra en Ucrania, la mitad de ellas desde las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, situadas en la región del Donbás (este).

"Hasta la mañana de este miércoles, más de 2,7 millones de personas, entre ellas 431.000 niños, han cruzado la frontera con Rusia. La mitad de los refugiados que han llevado son ciudadanos de la República Popular de Donetsk y la República Popular de Lugansk", han dicho fuentes de seguridad rusas.

Así, han apuntado que 33.000 personas están aún en centros temporales de acogida en un total de 59 regiones del país, tal y como ha recogido la agencia rusa de noticias TASS. Las autoridades rusas han destacado que han dado 10.000 rublos (cerca de 175 euros) a cada uno de los refugiados como forma de apoyo económico tras su huida del país.

Ucrania ha acusado a Rusia de estar llevando a cabo traslados forzosos de población desde los territorios que controla en el marco de la invasión iniciada el 24 de febrero por orden del presidente ruso, Vladimir Putin, si bien Moscú ha rechazado estas denuncias y ha dicho que se ha limitado a facilitar el traslado de los que quieren huir de la guerra.

Por su parte, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, reclamó la semana pasada a Rusia que "ponga fin inmediatamente" a sus "operaciones de filtración" y "deportaciones forzosas" de ciudadanos desde Ucrania e insistió en que estas acciones suponen "una grave violación" de las Convenciones de Ginebra y "un crimen de guerra".

Más información