Rusia y EEUU protagonizan nuevas tensiones por las recientes detenciones de sus respectivos ciudadanos

Publicado 05/01/2019 11:53:27CET

Rusia denuncia este sábado la detención de Dimitri Makarenko por lavado de dinero una semana después de la imputación del ex marine Paul Whelan

MOSCÚ, 5 Ene. (Reuters/EP) -

Rusia y Estados Unidos han protagonizado en las últimas horas un nuevo conflicto diplomático tras la detención e imputación por espionaje en Rusia del ex marine estadounidense Paul Whelan, que en las últimas horas se ha visto respondida con la del ciudadano ruso Dimitri Makarenko, por contrabando de equipo militar y lavado de dinero.

Whelan fue detenido hace una semana en Moscú en medio de "una operación de espionaje", de acuerdo con la versión del Servicio de Seguridad ruso, un cargo por el que podría ser condenado a hasta 20 años de cárcel. El ex marine fue imputado el jueves por delito de espionaje.

Tras conocerse las noticias de su detención, varios analistas estimaron que Whelan podría acabar formando parte de un canje por la ciudadana rusa Maria Butina, que en diciembre se declaró culpable de conspirar contra Estados Unidos, pero el viceministro de Exteriores ruso, Victor Ryabkov, ha desmentido esta posibilidad.

"No veo este caso en el contexto de un intercambio. Vamos a aplicar todos los procedimientos internos necesiarios en esta situación", ha asegurado el viceministro en declaraciones a Interfax.

Ahora, Rusia ha denunciado este sábado la detención de Makarenko por agentes del FBI el pasado 29 de diciembre en las Islas Marianas del Norte -- que gozan de estatus de autogobierno dentro de Estados Unidos --, según ha confirmado el Ministerio de Exteriores de Rusia.

Makarenko, que ha sido trasladado a Florida, está acusado de conspirar para exportar de manera ilegal equipo militar, incluidos dispositivos de visión nocturna de carácter militar y dispositivos de imagen térmica, así como de lavar dinero.

Según los fiscales, fue cómplice de un ciudadano estadounidense de origen ucraniano, condenado el año pasado a más de dos años de prisión, según informa el 'The Guam Daily Post'.

Contador