Actualizado 14/07/2012 09:48 CET

Rusia.- Moscú dice que las críticas de EEUU al proyecto de ley sobre ONG aprobado por la Cámara Baja son una injerencia

MOSCÚ, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Rusia ha afirmado este viernes que las valoraciones de Estados Unidos sobre la aprobación del proyecto de ley que estipula que las ONG que quieran dedicar su trabajo a "actividades políticas" tendrán que registrarse como "organizaciones que llevan a cabo funciones de agentes extranjeros" en caso de que quieran acceder a financiación de otros países supone una violación de los asuntos internos del país.

"Estas acciones solo pueden ser percibidas como intentos de ruda e inaceptable interferencia en los trabajos de las autoridades rusas y la soberanía del proceso legislativo", ha dicho el comisario para Derechos Humanos, Democracia y Mandato de la Ley del Ministerio de Exteriores ruso, Konstantin Dolgov, según ha informado la agencia de noticias rusa RIA Novosti.

"Moscú no está siempre satisfecho con determinadas discusiones y decisiones que toma el Congreso de Estados Unidos, pero nos abstenemos de interferir en la actividad legislativa estadounidense. Esperamos que eso sea mutuo", ha apostillado Dolgov.

Así, el Ejecutivo ruso ha respondido a las afirmaciones vertidas por el portavoz del Departamento de Estado Patrick Ventrell ha indicado que la legislación "limitará potencialmente las actividades de las ONG rusas que reciben financiación del extranjero". "La legislación requerirá a las ONG que se dedican a actividades sociales entendidas como políticas que se registren como agentes extranjeros", explicó.

El Gobierno estadounidense establece límites a las organizaciones que reciben financiación extranjera a través del Acta de registro de Agentes Extranjeros, aunque Ventrell diferenció ambos casos al señalar que el proceso de registro en Rusia "será requerido independientemente de si la ONG trabaja directamente a nombre de una entidad extranjera o no".

Asimismo, el proyecto de ley ruso, que ya ha sido aprobado por la Cámara Baja, contempla una mayor monitorización de las ONG y medidas estrictas sobre las mismas por parte de las autoridades rusas, incluyendo la realización de auditorías por parte de una organización rusa y la publicación de los resultados en los medios o en la página web del Gobierno.

El proyecto de ley contempla además penas por el no cumplimiento de la nueva legislación. Entre ellas están multas de entre un millón de rublos (alrededor de 30.600 euros) en caso de que no se inscriban como "agentes extranjeros", por no enviar la información o por no publicar los materiales que redacten como "agentes extranjeros".