Rusia niega haberse apropiado de un área de Georgia por la que pasa un oleoducto

Actualizado 23/07/2015 8:41:03 CET
REUTERS

MOSCÚ, 23 Jul. (Reuters/EP) -

El Ministerio de Exteriores de Rusia ha rechazado este miércoles las acusaciones vertidas por Georgia contra Moscú por violar su territorio al colocar marcadores fronterizos en la región separatista de Osetia del Sur.

"Las informaciones sobre el traslado de la frontera hacia el interior del territorio georgiano es incorrecta", ha dicho. Georgia afirmó la semana pasada que parte del Oleoducto de Exportación de la Ruta Occidental (WREP, por sus siglas en inglés) que une Bakú, en el mar Caspio, con Supsa, en el mar Negro, se encuentra ahora en territorio ocupado por Rusia.

El propio ministerio recordó que "varios tramos del oleoducto Bakú-Supsa están cerca de ambas zonas y con esta acción ilegal una parte del oleoducto cerca de Orchosani pasaría a estar en territorio bajo ocupación rusa".

Por este motivo, Tiflis denunció esta "acción provocadora deliberada" que busca "desestabilizar la situación y supone una amenaza para la paz y la estabilidad".

Rusia reconoce a Osetia del Sur como un país independiente, después de la guerra de cinco días contra que estalló en 2008, pero la mayoría de la comunidad internacional considera que es una región de Georgia.

Las tropas rusas han instalado alambre de espino y vallas en Osetia del Sur desde la guerra, si bien varios residentes han indicado que los soldados han erigido además marcadores fronterizos 1,5 kilómetros más allá de la frontera administrativa.

Georgia no tiene relaciones diplomáticas con Rusia, a pesar de lo cual sostiene que su objetivo a nivel exterior es no entrar en disputas con Moscú. Asimismo, busca integrarse en la OTAN y la Unión Europea (UE).

Para leer más