Actualizado 27/09/2009 19:07 CET

Sáhara.- Marruecos manifiesta su voluntad colaborar con la ONU para lograr una solución al contencioso saharaui

NUEVA YORK, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Taib Fassi Fihri, reafirmó ayer sábado en Nueva York la determinación de Marruecos de proseguir con su estrecha cooperación con la ONU con el fin de alcanzar una solución definitiva al contencioso del Sáhara Occidental, en el marco del respeto total de la soberanía nacional y la integridad territorial de Marruecos.

"Marruecos tiene la determinación de proseguir su estrecha cooperación con el secretario general de Naciones Unidas y su enviado personal con el fin de alcanzar una solución definitiva a este diferendo regional, en el marco del respeto total de la soberanía nacional y la integridad territorial del reino, susceptible de garantizar la autonomía en la región del Sáhara, garante del desarrollo, de la prosperidad de su población y de la gestión democrática de sus asuntos locales", subrayó Fassi Fihri durante su intervención ante la Asamblea General de la ONU.

Fassi Fihri reiteró la profunda convicción de Marruecos de la necesidad de activar el proyecto magrebí y de superar los obstáculos de su realización y destacó que es en base a esto que "Marruecos respondió con seriedad, responsabilidad y buena fe a los llamamientos del Consejo de Seguridad para la búsqueda de una solución política definitiva y negociada al diferendo del Sáhara a través de la propuesta de su valiente iniciativa de Autonomía calificada de seria y creíble por la comunidad internacional, en tanto que base realista para alcanzar una solución definitiva de este diferendo artificial", insistió el jefe de la diplomacia marroquí en declaraciones recogidas por la agencia de noticias MAP.

"Con la misma determinación, Marruecos se comprometió en esta nueva dinámica, iniciada por la propuesta marroquí, y con el apoyo del Consejo de Seguridad, en el proceso de negociaciones, celebrado, bajo los auspicios de las Naciones Unidas", indicó.

Recordó que "el Consejo de Seguridad ha llamado a las partes, en sus resoluciones 1813 y 1871 a hacer prueba de realismo y de espíritu de compromiso para entablar negociaciones serias y sustanciales con el fin de llegar a una solución política, definitiva y negociada, en perfecta conformidad con el principio de la autodeterminación, principio que no podría ser privativo de cualquiera, ni ser objeto de una interpretación selectiva con el fin de satisfacer intenciones no declaradas".

Por otra parte, el ministro recordó que el rey Mohamed VI "expresó la fuerte e inquebrantable voluntad de Marruecos de contribuir de buena fe a la edificación de la Unión del Magreb Árabe (UMA), la reactivación de sus estructuras y el refuerzo de las relaciones entre sus cinco Estados miembros, especialmente, con Argelia, país hermano, y eso habida cuenta del papel primordial que podría desempeñar esta agrupación regional en la realización de la estabilidad y la seguridad, en los espacios africano, Oriente Próximo y Mediterráneo".

"Nuestra convicción de la necesidad de activar el proyecto magrebí (...) sólo tiene igual en nuestra voluntad de superar las divergencias que obstaculizan la realización de las aspiraciones de los pueblos magrebíes y el refuerzo de las relaciones fraternales entre sus cinco países miembros", concluyó.