Sáhara.- El Polisario denuncia una agresión contra el preso saharaui Mohamed Barkan en la Cárcel Negra de El Aaiún

Actualizado 24/01/2010 16:05:29 CET

MADRID, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

El preso saharaui Mohamed Barkan fue agredido por funcionarios de prisiones marroquíes en la sala de visitas de la Cárcel Negra de El Aaiún el pasado viernes en presencia de sus familiares en represalia por hablar sobre el caso de Aminetu Haidar y su huelga de hambre en Lanzarote, según informó el Ministerio de los Territorios Ocupados de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD), según recoge la agencia de noticias saharaui SPS.

"Su padre, Salá Barkan, su madre, Mahyuba Bala, y sus dos hermanas, Jadiya y Safia Barkan, fueron testigos de cómo Mohamed era esposado por los guardias de la prisión y obligado a abandonar la sala de visitas por la fuerza devolviéndolo a la prisión en una atmósfera de intimidación, propinándole golpes y vertiendo injurias e insultos", informó el Ministerio.

"Su familia ha informado que inmediatamente después de ser agredido su hijo, protestaron ante el director de la prisión, Abdelilá Alzenfore, el cual no dudó en expulsarlos a todos de la sala de visitas con maltratos verbales, insultos y amenazas, una violación de la ética, y después ordenó a los funcionarios que los encerraran por espacio de más de 30 minutos", relató el Ministerio.

"Ante este flagrante atropello, la familia manifiesta su temor por la situación actual de su hijo, Mohamed Barkan, que está cumpliendo una condena de un año de prisión efectiva ante la agresión sin justificación alguna por su postura política sobre la cuestión del Sáhara Occidental y por haber realizado huelgas de hambre con los presos políticos saharauis en la misma prisión", concluye el comunicado oficial.

El pasado 17 de enero una patrulla de la policía marroquí "secuestró" al hermano de Mohamed Barkan, Ayub Barkan, lo introdujo con la fuerza en un coche de la policía, durante una hora fue sometido a largos interrogatorios acerca de su posición sobre el Sáhara Occidental y su relación con los presos políticos saharauis y su participación en las manifestaciones. Fue torturado, maltratado e insultado, siempre según la RASD.