5 de junio de 2020
 
Actualizado 17/02/2014 12:50:34 +00:00 CET

Salmond: ningún país de la UE ha dicho que vetará la adhesión de Escocia

Advierte de "miles de millones" en pérdidas paras empresas británicas si Escocia sale de la libra

   LONDRES, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El ministro principal de Escocia, Alex Salmond, ha recordado este lunes que ningún país de la UE ha expresado su intención de vetar la adhesión de un a Escocia independiente, si finalmente gana el 'Sí' a la independencia en el referéndum previsto para el 18 de septiembre.

   "La decisión es de los Estados miembros, pero no reconocer la voluntad democrática de Escocia iría en contra del espíritu de la UE. Ningún Estado miembro ha insinuado que vetaría el ingreso de Escocia", ha afirmado Salmond desde Aberdeen, durante su intervención ante un grupo de empresarios escoceses.

   Salmond, líder del Partido Nacionalista Escocés (SNP), responde así a las declaraciones de este fin de semana del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, quien cree que sería "extremadamente difícil" que la Unión Europa acordara la admisión en el bloque de los estados que eligen separarse de un país miembro de la unión. Barroso se refirió expresamente a España y a su rechazo al reconocimiento de la independencia de Kosovo respecto a Serbia.

   El líder escocés ha recordado además que tanto el Gobierno británico como el escocés se han comprometido con "espíritu constructivo" a respetar el resultado del referéndum. "Este espíritu constructivo volverá después de la votación, pero por ahora, durante la campaña, ha desaparecido", ha denunciado.

MILES DE MILLONES EN PÉRDIDAS PARA EMPRESAS BRITÁNICAS

   Salmond se ha referido además a las advertencias lanzadas por el Gobierno británico sobre las consecuencias económicas y monetarias que tendría para Escocia su separación de Reino Unido. En concreto, ha respondido al ministro de Finanzas británico, George Osborne, quien advirtió el jueves pasado de que una Escocia independiente tendría que abandonar la libra y tampoco tendría derecho a los fondos del Banco de Inglaterra.

   El dirigente escocés ha advertido que la salida de Escocia de la libra tendría consecuencias negativas para las empresas británicas y pérdidas de "miles de millones de libras". "Asumo que este coste, llamémosle impuesto George (por Osborne), sería imposible de vender a las empresas inglesas", ha indicado.

   También se ha referido al futuro del Banco de Inglaterra. "Si no hay base legal para que Escocia tenga una parte del Banco de Inglaterra, como ha sugerido Osborne, tampoco hay base legal para que Escocia asuma parte de la deuda pública" británica, ha argumentado Salmond.

   En ese sentido, ha destacado que el Gobierno escocés está dispuesto a asumir "con buena voluntad" su parte de cargas, mientras que también obtenga los activos correspondientes, incluidos los del Banco de Inglaterra.

   "La gente está harta y cansada de la sucesión de ministros conservadores que vuelan hasta aquí, dan su discurso y después se marchan. Nadie con un mínimo de conocimiento del carácter escocés habría pronunciado ese discurso", ha señalado Salmond. "Cuando nos dicen que no podemos hacer ciertas cosas, la respuesta de los escoceses es 'Sí, podemos'", ha argumentado el líder nacionalista escocés parafraseando al presidente estadounidense, Barack Obama, y el lema de su primera campaña presidencial.

   Por último, ha hecho un llamamiento a una "asociación entre iguales" con Reino Unido, "nuestros amigos más cercanos". "Por eso debemos ser un país independientes", ha apostillado.

Para leer más