Save the Children denuncia que 120 niños han muerto en el mar desde que falleció Aylan

Actualizado 02/12/2015 13:16:44 CET
Ciento de personas refugiadas, muchos de ellos niños, llegan a Lesbos
PEDRO ARMESTRE

MADRID, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

La organización no gubernamental Save The Children ha denunciado que, desde que falleció el pequeño Aylan Kurdi en las costas de Turquía hace tres meses, más de 120 niños han perdido la vida en el mar Mediterráneo intentando llegar a Europa.

En un comunicado, Save The Children ha recordado que "aún siguen muriendo refugiados en el Mediterráneo" y ha subrayado que "el refuerzo en la seguridad no puede suponer nuevas restricciones para la acogida de los refugiados que consiguen llegar a Europa".

Tras señalar que Grecia ha recibido "más de 728.000 personas en lo que va de año", la ONG ha explicado que el 26 por ciento de estas personas son niños. "Desde la muerte de Aylan, hace tres meses, más de 120 niños han muerto en el mar intentando llegar a Europa", ha explicado.

La ONG ha afirmado que este martes comprobó sobre el terreno cómo, "en tan solo unas horas", "llegaban más de 50 niños a Lesbos", en Grecia. "Muchos estaban acompañados por sus familias pero otros llegaron solos después de cruzar, en embarcaciones muy precarias, los seis kilómetros que separan las costas turcas de las griegas. Para emprender el viaje, las familias tienen que hacerlo separadas: los hombres lo hacen en embarcaciones distintas a las de las mujeres y los niños. Son familias procedentes de Siria, Afganistán o Irak", ha señalado la ONG.

"Los pequeños llegan asustados, empapados por el agua y con frío. En el caos de la llegada, muchos terminan separados de sus madres y eso les genera más ansiedad", ha contado Michela Ranieri, portavoz de Save the Children. "Muchas familias pierden durante el trayecto o en la confusión de la llegada sus pertenencias e incluso la documentación", ha añadido.

Save The Children ha condenado "firmemente" los devastadores ataques contra civiles que tuvieron lugar en las últimas semanas en Francia, Líbano y en otros países como Malí, "así como cualquier acto de violencia indiscriminada contra los civiles".

Con motivo del Consejo de Justicia e Interior de la UE que se celebra el jueves y el miércoles, la ONG ha pedido a la comunidad internacional que, "ahora más que nunca", "se mantenga unida para proteger a las personas vulnerables en todo el mundo".

"Los trágicos eventos de París no deberían repercutir sobre los valores humanitarios de la Unión Europea ni sobre su obligación moral de ayudar a los refugiados sino reforzarlos. Ahora más que nunca es el momento para la Unión Europea de dar la bienvenida a los refugiados sirios y ofrecerles un lugar seguro donde puedan vivir, en lugar de cerrar la puerta a las víctimas de la violencia en países como Siria", ha subrayado Ranieri.

Save The Children ha recordado que los civiles en Irak y Siria son víctimas a diario de "actos de violencia" por parte de Estado Islámico y derivados del conflicto. "Por ello llegan a diario a Europa y a los países vecinos de Siria buscando seguridad para sus hijos y sus familias", ha explicado.

En este sentido, ha dejado claro que miedo a una potencial infiltración del Estado Islámico en la UE a través del reasentamiento y la reubicación de los refugiados "no puede interferir sobre el proceso de ayuda a estas personas". "Los refugiados que son tomados en consideración para estos programas pasan por un escrutinio riguroso, siendo sometidos a controles exhaustivos de sus antecedentes, incluyendo la toma de huellas dactilares, fotografías y datos personales. Además, cada refugiado tiene una entrevista personal para el programa de reasentamiento o reubicación", ha señalado.

Tras recordar que no hay "caso alguno" de personas que hayan sido beneficiarias del derecho a asilo que posteriormente hayan sido condenadas por delitos terroristas, ha afirmado que la mejor manera de hacer frente a la actual crisis de refugiados es "abordando las causas de los flujos migratorios en su origen". "Esto significa buscar una solución política al conflicto en Siria, manteniendo al mismo tiempo la asistencia humanitaria tanto dentro de Siria como en los países vecinos", ha indicado.

Save The Children ha dejado claro que no es cierto el "mito" que señala que "es imposible controlar a los refugiados de Siria que llegan a Europa para asegurar que no se trata de terroristas" porque esta realidad se puede superar con los denominados puntos de recepción en los que se les someten a proceso de identificación.

"Estos procedimientos exhaustivos permiten identificar a las personas migrantes que necesitan protección internacional y que pueden por lo tanto ser reubicados en otros países de la Unión Europea", ha señalado.

La ONG también ha rechazado que sea verdad el "mito" de que la mayoría de los refugiados de Siria "está llegando a la Unión Europea a través del Mediterráneo" por considerar que "la gran mayoría de los más de cuatro millones de refugiados sirios se encuentran en los países de la región, como Jordania, Líbano e Irak".

"La violencia continua, la duración del conflicto y las dificultades que los refugiados encuentran para trabajar y acceder a los servicios sociales básicos hacen que su situación sea cada día más desesperada y salgan hacia Europa buscando mejores condiciones de vida", ha indicado.

Por último, ha denunciado que a las dificultades que afrontan los refugiados e inmigrantes se suma "el incumplimiento de los compromisos de financiación de la respuesta a la crisis por parte de los países donantes".

Para leer más