Schulz pide a Tsipras propuestas para "convencer" al resto de la Eurozona de volver a negociar

Publicado 06/07/2015 0:56:44CET

BRUSELAS, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Parlamento Europeo, el socialista alemán Martin Schulz, ha pedido al primer ministro griego, Alexis Tsipras, que presente nuevas propuestas para "convencer" al resto de países del euro que "es necesario, posible y efectivo" retomar las negociaciones para un programa de asistencia para Grecia.

"Corresponde ahora al Gobierno griego hacer propuestas que puedan convencer a los otros 18 Estados miembros de la eurozona y a las instituciones de que es necesario, posible y efectivo renegociar", ha declarado Schulz.

El presidente de la Eurocámara ha dicho que este domingo ha sido un "día difícil" por la amplia mayoría de griegos que han votado 'no' en el referéndum sobre las propuestas de la troika, y ha advertido de que "otras 18 democracias" acordaron los documentos que rechaza Atenas.

Schulz también ha puesto en duda la promesa de Tsipras de negociar de inmediato un nuevo acuerdo pese a la victoria del 'no', y ha insistido en que el Gobierno de SYRIZA debe ser el que presente nuevas propuestas.

El presidente del Parlamento Europeo provocó cierta polémica en los días previos al voto griego, al acusar a Tsipras de estar manipulando a los ciudadanos y pedir su dimisión si se imponía el 'sí' en la consulta.

En cualquier caso, Schulz ha alertado de las dificultades que atraviesa la sociedad griega y ha apostado por impulsar un "programa de ayuda humanitaria" para Grecia. Una idea que ha pedido que se discuta en al cumbre del euro que ha sido convocada con carácter de urgencia para este martes, 7 de julio.

GRUPOS EN LA EUROCÁMARA

El Partido Popular Europeo (PPE) ha pedido "calma" para analizar las posibles consecuencias del referéndum y ha opinado que "no hay soluciones fáciles ni rápidas" para esta situación.

"Europa necesita principios, de otro modo la cooperación no puede funcionar. Somos una comunidad de solidaridad, no la suma de egoísmos nacionales", se ha quejado el presidente del PPE, Manfred Weber. También se ha referido a la "difícil situación" que atraviesa el pueblo griego y ha asegurado que el PPE está a su lado "ya sea dentro o fuera del euro".

Por su parte, el presidente del Partido Socialista Europeo (PES), Sergei Stanishev, ha defendido que tras el referéndum "ha llegado el momento de acabar con esta crisis". "Los griegos han sufrido terriblemente durante la crisis y en particular en la última semana", ha opinado.

Según el dirigentes socialista, por el bien de los griegos "y por el futuro de Europa, todas las partes deben sentarse juntas para que pueda volver la estabilidad a Grecia", donde, ha añadido, la "gran mayoría" de los ciudadanos siguen comprometidos con Europa. Para Stanishev, "es obvio que las duras políticas de solo austeridad de los conservadores han aumentado la desigualdad y dañado al empleo o el crecimiento".

Así las cosas, el líder de los socialistas europeos se ha mostrado contrario a una "ruptura" de la eurozona y una salida de Grecia del euro. En su opinión, aunque se haya perdido la confianza, "no hay otra opción que reconstruirla para que se pueda concluir este difícil periodo de la historia de Europa".

Mientras, los liberales europeos (ALDE) han pedido a los líderes europeos otra "oportunidad" para el primer ministro griego, Alexis Tsipras, siempre que éste demuestre que es "serio" en el deseo de que Grecia permanezca en la eurozona y actúe para recuperar la confianza perdida, presentando un paquete "creíble" de propuestas.

"Este rechazo crea mucha incertidumbre y podría incluso llevar un indeseado 'Grexit' (salida de Grecia del euro)", ha dicho sobre el referéndum en un comunicado el líder de ALDE, el belga Guy Verhofstadt. "Debe demostrar que puede hacer algo más que rechazar propuestas, esta semana determinará si Tsipras es un líder que ofrece soluciones o un falso profeta sin ideas propias", ha añadido.

Por otro lado, el presidente del grupo de Izquierda Unitaria en la Eurocámara, Gabi Zimmer, ha celebrado el triunfo del 'no' frente a lo que considera una "campaña sin precedentes del miedo llevada a cabo por los líderes de la UE" y "pese a las amenazas de ser expulsados de la eurozona y de la incertidumbre".