El secretario ejecutivo de la CIDH recomienda una investigación externa de las violaciones de DDHH en Bolivia

Publicado 27/11/2019 13:33:04CET
Protestas en Bolivia (imagen de archivo)
Protestas en Bolivia (imagen de archivo) - Gaston Brito/ DPA

COCHABAMBA (BOLIVIA), 27 Nov. (Reuters/EP) -

Bolivia podría necesitar ayuda externa para investigar un número "masivo" de violaciones de los Derechos Humanos que se ha registrado en medio de la violencia postelectoral para garantizar que los resultados se consideren creíbles en el país, que actualmente se encuentra profundamente dividido, según ha asegurado el secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrao.

Después una visita de tres días a Bolivia, Abrao ha recomendado a la dirigencia política coordinar una investigación con un panel internacional de expertos similar a uno que se formó para investigar la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, en México.

"Normalmente en estas situaciones (...) las instituciones nacionales no están preparadas para resolver violaciones masivas de Derechos Humanos", ha dicho Abrao en una entrevista a Reuters desde Cochabanba, una región golpeada fuertemente por la violencia.

El secretario ejecutivo del órgano ha subrayado que ha recibido informaciones tanto de las autoridades como de grupos civiles sobre cómo murieron las personas en los recientes disturbios y ha agregado que su equipo informará de sus conclusiones en las próximas semanas.

Abrao fue recibido por cientos de personas que cantaban "justicia" durante su visita al pueblo cercano de Sacaba, donde nueve personas murieron por disparos de armas de fuego en las manifestaciones contra la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez.

En su encuentro con la ciudadanía, Abrao escuchó las explicaciones de cómo las fuerzas de seguridad usaron munición real para suprimir una "protesta pacífica", como han descrito las personas en el lugar.

La CIDH es parte de la Organización de Estados Americanos (OEA), que confirmó "irregularidades" en las elecciones presidenciales del 20 de octubre, que terminaron con la dimisión del entonces presidente Evo Morales.

CRISIS EN BOLIVIA

Morales dimitió el pasado 10 de noviembre después de que la OEA confirmara "irregularidades" en las elecciones presidenciales del 20 de octubre, cuyos resultados oficiales le concedían un cuarto mandato.

En este mes de protestas, más de 30 personas han muerto y más de 700 han resultado heridas. Además, la gran conflictividad en generado desabastecimiento de productos básicos, incluidos alimentos, en algunas zonas, incluida La Paz. La capital ha comenzado a reabastecerse de combustible esta semana tras la llegada de un camión de bombonas de gas.

Los bloqueos de carreteras han sido levantados en la mayoría del país, pero persisten en Cochabamba. Los cocaleros del trópico reclaman la renuncia del comandante de la Policía, Jaime Zurita, del ministro del Interior, Arturo Murillo, y de la presidenta interina como condición para levantar las barricadas.

Contador

Para leer más