La senadora Warren zanja el debate con Trump demostrando su ascendencia indígena

Elizabeth Warren
REUTERS / YURI GRIPAS
Publicado 16/10/2018 9:10:38CET

El presidente prometió pagar 1 millón de dólares si Warren demostraba con pruebas su pasado familiar

WASHINGTON, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

La senadora demócrata Elizabeth Warren ha publicado una prueba genética que confirma su ascendencia indígena, en un simbólico golpe a los mensajes populistas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que se burló refiriéndose a ella como Pocahontas y puso en duda su historia familiar.

Warren, considerada una figura progresista clave dentro del Partido Demócrata, ha cruzado no pocos reproches con Trump durante estos últimos años, y no solo del ámbito puramente político. El mandatario puso en duda que la senadora por Massachusetts tuviese un pasado nativo, a lo que Warren ha respondido con pruebas.

"Cuando decidí presentarme al Senado en 2012, nunca pensé que se pondría en duda el legado nativo americano y que mis difuntos padres serían tachados de mentirosos", ha lamentado la senadora, en un comunicado en el que ha reprochado a a Trump que utilice a su familia como base para "chistes políticos racistas".

La senadora ha divulgado las pruebas genéticas elaboradas por expertos de la Universidad de Stanford y que demuestran que tiene orígenes indígenas --se remontan entre seis y diez generaciones--. Ahora, ha retado a Trump a cumplir su promesa de entregarle una suma millonaria si era capaz de demostrar su ascendencia.

"¿Te acuerdas de que el 5 de julio dijiste que darías 1 millón de dólares a una ONG de mi elección si mi ADN demostraba la ascendencia nativa americana? Te lo recuerdo y aquí está el veredicto. Por favor, envía el cheque al Centro Nacional de Recursos para Mujeres Indígenas", ha publicado en Twitter.

"¿A quién le importa?", ha espetado Trump antes de partir hacia las zonas afectadas por el huracán en Florida y Georgia. Ya de forma más reposada, ha matizado que solo pagaría el dinero si puede hacer la prueba "personalmente": "No será algo que disfrute haciendo de todas formas".

Como telón de fondo del debate personal entre ambos está la posible candidatura de Warren a las elecciones presidenciales de 2020. Aunque la senadora se comprometió a concluir su mandato de seis años en caso de ser reelegida para la Cámara Alta en las elecciones de noviembre, ahora no descarta nada.

"Después del 6 de noviembre estudiaré en serio presentarme a la Presidencia", declaró Warren a finales de septiembre. Trump ha bromeado con esta posibilidad asegurando que, frente a Warren, tendría más fácil obtener un segundo periodo en la Casa Blanca.