Seúl sopesa enviar ayuda alimentaria a Corea del Norte ante la situación en el país

Kim Jong Un meets Central Commitee of the Labour party
-/KCNA/dpa
Publicado 08/05/2019 16:35:21CET

MADRID, 8 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno surcoreano está sopesando el envío de ayuda alimentaria a Corea del Norte ante la grave situación a la que se enfrenta el país después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, ofreciera este martes su beneplácito a un paso en este sentido.

Según un responsable del Cheong Wa Dae, la Presidencia surcoreana, citado por la agencia oficial Yonhap, aún es demasiado pronto para hablar de los detalles sobre el asunto, ya que el Gobierno aún no ha estudiado el tamaño, formato y otras cuestiones al respecto.

El funcionario ha señalado que por ahora el Gobierno está en la fase de iniciar un examen de todos los asuntos, incluidos los preparativos para los procedimientos internos.

Por su parte, desde el Ministerio de Unificación surcoreano, a cargo de los asuntos intercoreanos, han señalado que se impulsará "la ayuda humanitaria con alimentos para los residentes norcoreanos a través de una cooperación estrecha con la comunidad internacional".

Durante una conversación telefónica con el presidente surcoreano, Moon Jae In, Trump expresó su respaldo al eventual envío de ayuda alimentaria de carácter humanitario a Corea de Norte, según informó la Presidencia surcoreana.

"El presidente Trump considera que el suministro de comida por parte de Corea del Sur a Corea del Norte en un gesto humanitario sería muy oportuno y un paso positivo y lo apoya", ha explicado el portavoz de la Presidencia, Ko Min Jung.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) y el Fondo de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) publicaron la semana pasada un informe que muestra que 10 millones de personas, el 40 por ciento de la población en Corea del norte, necesitan ayuda alimentaria urgente.

Corea del Sur decidió en 2017 enviar ayuda humanitaria al país vecino por valor de 8 millones de dólares a través del PMA y UNICEF, pero dicha ayuda no se materializó debido a las continuas provocaciones de Pyongyang y el planteamiento de Washington orientado a la presión en aquel entonces.

El posible envío de ayuda se produce después de que Pyongyang realizara durante el fin de semana el disparo de varios proyectiles de corto alcance hacia las aguas del mar del Este en lo que calificó de "simulacro de ataque" desde sus posiciones de un posible "frente de combate" en el caso de una guerra con Corea del Sur y Japón. Los ejercicios fueron supervisados por el líder norcoreano, Kim Jong Un.

Contador