Publicado 12/03/2015 3:29:31 +01:00CET

Sirisena aboga por iniciar una investigación nacional sobre crímenes de guerra en el plazo de un mes

MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Sri Lanka, Maithripala Sirisena, ha expresado este miércoles su deseo de abrir una investigación nacional en el plazo de un mes en torno a los presuntos crímenes de guerra cometidos durante la guerra civil.

En unas declaraciones concedidas a la cadena de televisión británica BBC, Sirisena ha descartado que en la comisión investigadora vayan a participar miembros de Naciones Unidas, a pesar de las presiones internacionales en este sentido.

Así, ha argumentado que las autoridades tendrán en cuenta las recomendaciones de la ONU, si bien ha sostenido que no es necesario que el organismo internacional esté integrado en el proceso. Por último, ha subrayado que espera que el organismo trabaje "de forma eficiente y de manera equilibrada, legal e imparcial".

El Gobierno de Sri Lanka logró en febrero que se retrase seis meses la publicación de un informe sobre posibles crímenes de guerra cometidos durante el conflicto civil, después de que el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein, respaldara al Gobierno ceilandés en su petición.

Al Hussein había recomendado en una carta dirigida al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas que la publicación del informe se retrase hasta la 30ª sesión del Consejo, que se celebrará el próximo mes de septiembre en Ginebra.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU votó en marzo de 2014 a favor de investigar los abusos cometidos durante el conflicto civil, agregando que las autoridades no los habían investigado de forma adecuada. Así, estaba previsto que el informe fuera publicado el 25 de marzo.

La guerra supuso un enfrentamiento entre los tamiles hindúes, por un lado, y la mayoría budista y los cingaleses, cristianos, por otro, y terminó en 2009 con la derrota de los primeros en medio de una brutal represión del Ejército que provocó la muerte de 40.000 civiles, según las estimaciones de la ONU.

Para leer más