Actualizado 07/01/2007 18:48 CET

Somalia.- La subsecretaria de Estado norteamericana para África pone la solucion del conflicto en manos de los somalíes

NAIROBI, 7 Ene. (EP/AP) -

La subsecretaria de Estado para África, Jendayi Frazer, declaró hoy domingo que Estados Unidos debe hacer todo a su alcance para respaldar la paz y la reconciliación en Somalia, pero sólo permitiéndole a los somalíes que encuentren sus propias soluciones

Frazer indicó que el Gobierno estadounidense usará sus recursos diplomáticos y financieros para avalar al gobierno de Somalia e impedir la vuelta al caos.

Los soldados de Etiopía derrotaron la semana pasada al movimiento fundamentalista islámico que controlaba el país, y existe actualmente un vacío de poder. Somalia necesita una fuerza de paz que ayude al gobierno a estabilizar al país y comenzar el proceso de reconciliación nacional, con el fin de impedir el regreso de los caudillos que derrocaron al último gobierno efectivo en 1991, dijo Frazer.

"Pienso que estamos presionando como comunidad internacional, al igual que la misma población somalí, para intentar cambiar su historia", agregó.

La Unión Africana ha comenzado los planes para enviar los soldados de paz y Uganda ha prometido al menos 1.000 soldados.

Frazer ha manifestado su esperanza de que los primeros soldados comiencen a llegar a la capital somalí, Mogadiscio, antes de que termine enero.

La misión será similar a una fuerza de paz que recientemente concluyó sus tareas en Burundi. Los soldados africanos ofrecieron allí seguridad a los líderes políticos y a instalaciones claves mientras el nuevo gobierno tomaba las riendas del país.

Al igual que la misión de la UA en Burundi, la de Somalia podría terminar siendo un operativo de las Naciones Unidas en caso de que sea necesario, dijo Frazer.

La diplomática manifestó que las fuerzas extranjeras tienen razones para ser reticentes, después que un operativo de paz de la ONU en Somalia durante los primeros años de la década de los 90 terminó en un desastre. La misión, que había comenzado para frenar la hambruna, terminó en tareas de reconstrucción.

"A algunas personas les gustaría que Estados Unidos dirija este asunto", señaló Frazer. "Yo preferiría que lo hagamos desde atrás, y lo que quiero decir con esto es que la población somalí debe presionar primero, luego la región, y recién después se deben movilizar los recursos de la comunidad internacional".

Frazer dijo que Somalia es importante para Estados Unidos por su ubicación estratégica en el Cuerno de Africa, donde el Mar Rojo se abre al Océano Indico, frente a la península arábiga. Washington también quiere asegurar que los terroristas no se aprovechen del caos para refugiarse allí, indicó.