Sri Lanka.- El ICJ pide al Gobierno de Sri Lanka que reabra una nueva investigación sobre la muerte de 17 cooperantes

Actualizado 26/06/2007 7:28:42 CET

COLOMBO, 26 Jun. (EP/AP) -

Las pruebas sobre el asesinato de 17 cooperantes el pasado año en Sri Lanka podrían haber sido alteradas, según aseguró la Comisión Internacional de Juristas (ICJ), la cual solicitó al presidente del país que inicie una nueva investigación sobre los hechos.

El observador de ICJ en la investigación, Michael Birnbaum, tenía "serias preocupaciones" porque una bala pudiera haber sido retirada de las pruebas sometidas por los investigadores al tribunal de la localidad de Kantale, en el este de Sri Lanka, indicó la Comisión en un comunicado.

En este sentido, el doctor Malcolm Dodd, patólogo australiano presente en una autopsia el pasado octubre, informó de que se recuperaron ocho balas de siete cuerpos, de las cuales una era del calibre 5.56, a pesar de que posteriormente un analista del Gobierno indicara que todas las balas conseguidas eran del calibre 7.62.

"Hay, por tanto, pruebas que indican que la bala del calibre 5.56 fue sustraída de las pruebas mostradas al magistrado de Kantale, y que otra bala de un tipo diferente fue reemplazada", denunció el comunicado.

"Dada esta nueva información, la ICJ solicita al presidente de Sri Lanka que ordene renovar investigaciones imparcial sobre el asesinato de 17 cooperantes humanitarios (...) y garantice que los responsables serán juzgados", pide el comunicado.

Un total de 17 cooperantes de Acción contra el Hambre fueron ejecutados el pasado agosto en la localidad de Muttur, a 230 kilómetros al noreste de la capital del país, Colombo, en medio de enfrentamientos entre tropas del Gobierno y rebeldes tamiles.