Publicado 03/08/2022 23:44

Stoltenberg habla con Vucic para impulsar el diálogo entre Serbia y Kosovo

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg - Valeria Mongelli/ZUMA Press Wire / DPA

MADRID, 3 Ago. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha hablado este miércoles con el presidente de Serbia, Alexander Vucic, para aliviar las tensiones en la región de los Balcanes tras el cierre de los pasos fronterizos y carreteras con Kosovo.

"Todas las partes deben participar de manera constructiva en las conversaciones mediadas por la Unión Europea y resolver las disputas a través de la diplomacia. Las misiones de la OTAN, KFOR, respaldadas por el mandato de Naciones Unidas, están listas para intervenir si la estabilidad se ve amenazada", ha recordado Stoltenberg en su perfil oficial de Twitter.

Por su parte, Vucic le ha trasladado a Stoltenberg, tal y como ha recogido 'The Daily Times', que el país "no ha amenazado la paz de ninguna manera" ni tampoco ha violado la resolución 1244 del Consejo de Seguridad, que avaló el despliegue de la misión euro-atlántica en Kosovo (KFOR) en 1999.

La Unión Europea ha invitado al primer ministro de Kosovo, Albin Kurti, y a su homólogo serbio a reunirse en Bruselas para debatir en el marco de las conversaciones facilitadas por el bloque, con el fin de evitar tensiones en el norte de Kosovo, según ha recogido 'Bota Sot'.

Las tensiones en la frontera aumentaron el domingo cuando los serbios levantaron barricadas en la frontera en protesta por las decisiones del Gobierno kosovar sobre la aplicación de medidas para vetar el uso de documentos de identidad y matrículas de Serbia en su territorio y que entraba en vigor este lunes. Finalmente Kosovo ha prorrogado un mes la aplicación de la ley.

El conflicto entre Serbia y Kosovo dio comienzo en septiembre de 2021, cuando esta última ordenó que todos los conductores que entraran en el país desde Serbia utilizaran matrículas provisionales válidas durante 60 días, una medida ya en vigor para los conductores que entraran en el país desde Kosovo desde 2008.

Cinco países de la UE, incluida España, no reconocen la declaración unilateral de independencia kosovar de 2008. La UE, sin embargo, ejerce de mediadora en las negociaciones entre Belgrado y Pristina, de las que dependerían la normalización generalizada de relaciones y las posibilidades de adhesión de ambos países al bloque comunitario.

La iniciativa diplomática de la UE, que reactivó el proceso de diálogo en 2020, busca que las dos partes normalicen sus relaciones en términos vinculantes y de acuerdo a estándares internacionales, algo que considera condición 'sine qua non' para la senda europea.

Contador

Más información