Actualizado 31/05/2007 19:52 CET

Sudáfrica.- Blair hace un llamamiento para llevar a cabo acciones más duras contra Sudán y Zimbabue

JOHANESBURGO, 31 May. (EP/AP) -

El primer ministro británico, Tony Blair, aprovechó hoy su visita a Sudáfrica para hacer un llamamiento para ejercer más presión sobre el presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, y acciones más duras contra Sudán por la matanza de Darfur, acusando a su presidente, Omar el Bashir, de "bombardear el camino a una solución".

En un discurso en la Universidad de Sudáfrica, Blair indicó que tanto Occidente como África se enfrentan a dos caminos. "Uno es el elegido por países como Sudáfrica, Ghana, Tanzania, Mozambique, Botsuana y muchos otros, reforzando el crecimiento económico con una buena gestión y acabando con la violencia y la corrupción", apuntó.

"El otro es el camino de Zimbabue o Sudán, donde los malos gobiernos y la violenta opresión envían a la economía del país a su caída", señaló, al tiempo que manifestó que su "opción es apoyar lo bueno. El desafío de África es eliminar lo malo".

Blair se reunió hoy en Johanesburgo con Nelson Mandela, a quien consideró como un "muy buen amigo" para África porque representa lo mejor de este continente.

Por su parte, Mandela destacó que estaba "encantado de que el primer ministro Blair" haya decidido honrar a Sudáfrica con su visita "en su último viaje a África". "Sé que tu energía, tu pasión y juventud todavía pueden jugar un gran papel en los asuntos internacionales", añadió.

Respecto a Zimbabue, Blair, quien durante años fue uno de los mandatarios occidentales que más en contra se pronunció frente al presidente, Robert Mugabe, denunció que las décadas de represión en este país han provocado que un tercio de la población haya huido y la esperanza de vida haya descendido desde los 60 años en 1990 hasta los 37 en la actualidad.

En su discurso en la universidad, Blair también se refirió a Darfur, donde se estima que han muerto 200.000 personas, cuatro millones tienen necesidades alimentarias y más de 230.000 se han visto obligadas a huir.

"Es equivocado que el presidente (sudanés) Bashir, que intenta bombardear el camino a una solución, esté determinado a obstruir cualquier esfuerzo para fortalecer la habilidad de la Unión Africana para mejorar la seguridad y la estabilidad (en Darfur)", subrayó.

En este sentido, propuso dar una oportunidad a Bashir para poner los cimientos de una solución al conflicto. "Si rechazas la responsabilidad por la población de Darfur, entonces someteremos a votación las sanciones contra el régimen" sudanés, advirtió Blair.