Publicado 27/07/2020 17:10:03 +02:00CET

Sudán desplegará una fuerza conjunta en Darfur tras el repunte de los enfrentamientos en la región

El primer ministro de Sudán, Abdalá Hamdok
El primer ministro de Sudán, Abdalá Hamdok - Bernd von Jutrczenka/dpa - Archivo

MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Sudán ha anunciado este lunes la creación de una fuerza conjunta de seguridad que será desplegada próximamente en Darfur ante el repunte de los enfrentamientos en esta región del país, tras la muerte de otras 60 personas en un nuevo ataque durante el fin de semana.

El primer ministro sudanés, Abdalá Hamdok, ha recalcado el compromiso de las autoridades con el mantenimiento de la seguridad y la estabilidad, así como para lograr la paz en todo el territorio, según ha informado la agencia estatal sudanesa de noticias, SUNA.

La Oficina de Coordinación para Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA) indicó el domingo que cerca de 500 personas armadas irrumpieron el sábado en el pueblo de Masteri, cerca de la frontera con Chad y a menos de 50 kilómetros de la capital del estado, El Geneina, donde masacraron al menos a 60 personas.

"Las tensiones continúan en Darfur Occidental, tras el rápido aumento en las últimas semanas en el número y la frecuencia de los incidentes, especialmente en torno a la capital El Geneina y Masteri, en la localidad de Beida", señaló el organismo.

Desde la OCHA han recordado que se han producido al menos siete episodios de violencia entre el 19 y el 26 de julio, que han dejado decenas de muertes y heridos, además de incendios en localidades y viviendas y un número no confirmado todavía de personas desplazadas, según los datos preliminares.

El aumento de ataques y enfrentamientos en plena temporada agrícola está causando la pérdida de vidas y medios para subsistir, además de impulsar las necesidades humanitarias en la zona, alerta la oficina de la ONU, uno de los motivos citados por Hamdok para justificar el despliegue de seguridad.

El incremento de la inseguridad en Darfur provocó a mediados de julio el aplazamiento de la firma de un acuerdo de paz entre el Gobierno sudanés y una coalición de grupos rebeldes que operan en varias zonas del país.

El Gobierno de transición en Sudán ha hecho de la paz con los rebeldes que luchan contra Jartum una de sus principales prioridades, ya que supone una de las condiciones clave para que Estados Unidos saque al país de la lista de patrocinadores del terrorismo.

Contador

Para leer más