El 'Supermartes', un punto de inflexión en la carrera a la Casa Blanca

La exsecretaria de Estado Hillary Clinton se hace un 'selfie' con simpatizantes
JONATHAN ERNST / REUTERS
 
Actualizado 01/03/2016 8:31:31 CET

MADRID, 1 Mar. (Por Daniel Ureña, director de The Hispanic Council) -

   Este martes, 1 de marzo, se cumple un mes desde que comenzaron las elecciones primarias en Estados Unidos y más de diez estados votarán al mismo tiempo para elegir a los nominados de cada partido en el llamado "Supermartes". Una cita crucial para el Partido Republicano y el Partido Demócrata ya que, tras la votación en cuatro estados, varias sorpresas y abandonos, estas elecciones se han convertido en una de las más abiertas e interesantes de los últimos años.

   En el Partido Republicano a día de hoy Donald Trump encabeza la clasificación general tras haber ganado en New Hampshire, Carolina del Sur y Nevada. El pasado mes de junio muchos tomaron a broma su candidatura y ahora es, de  momento, el candidato más claro para ser el nominado republicano.

   Sin embargo, todavía queda mucho camino por recorrer. A día de hoy se han repartido el 5,34% de los delegados en juego y se necesitan 1.237 delegados para ganar. Trump solo tiene 82. El martes están en juego más de 600 y una victoria masiva de alguno de los candidatos podrían encaminar las primarias hacia una opción más clara, aunque los analistas confían en que hasta finales de abril o principios de mayo no se sabrá quién es el nominado republicano.

   En segunda y tercera posición le siguen dos candidatos de origen hispano, Ted Cruz y Marco Rubio. Ambos demuestran en cada elección y en cada debate que el gran rival del partido es Trump y son los encargados de atacarle y hacer valer sus propuestas como las opciones menos radicales para los votantes republicanos (sobre todo tras el abandono de Jeb Bush). Rubio es el candidato  más temido por el Partido Demócrata y Cruz es hasta el momento el único que ha sido capaz de vencer a Trump en Iowa. En cuarto y quinto lugar están John Kasich y Ben Carson que, dependiendo de lo que ocurra en el Supermartes, decidirán su continuidad o no en este ciclo electoral.

Seguidores de Donald Trump

   En el Partido Demócrata, el Supermartes podría ser decisivo para que Hillary Clinton se convierta en la nominada presidencial. A pesar de que el senador Bernie Sanders ha complicado las cosas a la exsecretaria de Estado tras su victoria en New Hampshire, su empate técnico en Iowa y su popularidad entre los votantes más jóvenes, la victoria de Clinton en Carolina del Sur tres días antes del Supermartes, la han convertido en la gran favorita con 544 delegados frente a los 85 de Sanders. El martes están en juego más de 1.000, lo que podría acercar a uno de los dos candidatos a los 2.383 delegados necesarios para ganar la nominación en el Partido Demócrata.

   Con este escenario, el día 1 de marzo hay primarias y caucus de ambos partidos en Alabama, Arkansas, Colorado, Georgia, Massachusetts, Minesota, Oklahoma, Tennessee, Texas, Vermont y Virginia. Además hay caucus republicanos en Alaska y en Wyoming y primarias demócratas en Samoa.

ENCUESTAS

   Una jornada en la que, de acuerdo a los sondeos publicados, Trump podría ganar en 8 estados y Clinton en todos los que votan demócrata excepto en Vermont, estado del que Bernie Sanders es representante en el Senado.

   El premio mayor de esta jornada  electoral es Texas, con 252 delegados demócratas y 155 delegados republicanos  en juego donde, según las encuestas, ganaría Ted Cruz por más 8 puntos sobre Trump y Clinton por más de 25. Pero son solo encuestas y no sería la primera vez  que fallan durante estas elecciones.

   Este martes podría comenzar una nueva etapa en la carrera hacia la presidencia de Estados Unidos con candidatos más claros o abrirse aún más la elección y retrasar la decisión hasta finales de mayo. Un mes ha dado para muchas sorpresas en estas primarias y el martes podría valer con solo un día para transformar por completo esta situación.