Publicado 22/06/2020 13:30:18 +02:00CET

El supuesto autor del atentado de Reading tenía problemas mentales y estaba en una lista del MI5

Flores en recuerdo de las víctimas en el lugar del atentado del sábado en Reading
Flores en recuerdo de las víctimas en el lugar del atentado del sábado en Reading - Dominic Lipinski/PA Wire/dpa

LONDRES, 22 Jun. (DPA/EP) -

El hombre arrestado como sospechoso de haber perpetrado el sábado por la noche el atentado en el que tres personas murieron apuñaladas en un parque de la ciudad británica de Reading tenía problemas mentales y estaba en una lista de seguimiento del MI5, el servicio de Inteligencia interior británico, según han informado este lunes varios medios británicos.

Varios familiares y antiguos vecinos del sospechoso han contado al periódico 'The Daily Telegraph' que el joven de 25 años escuchaba voces en su cabeza y que había estado tomando medicación con anterioridad. Amigos del detenido han asegurado que tenía un estilo de vida occidental y que organizó muchas fiestas. El mismo diario ha señalado que el detenido, al que ha identificado como Khairi Saadallah, de 25 años y natural de Libia, estaba en una lista de seguimiento del servicio de Inteligencia interior británico MI5 desde hace un año.

La Policía ha informado de que el ataque del sábado por la noche en Reading, una localidad situada a unos 70 kilómetros al oeste de Londres, está siendo investigado como un incidente terrorista aunque los problemas psicológicos del sospechoso podrían haber tenido importancia en su acción.

Según el diario 'The Sun', el supuesto autor del atentado salió recientemente de prisión. Entre sus condenas figura una por haber atacado a un agente de la Policía. La BBC y otros medios han señalado que el sospechoso sería un solicitante de asilo procedente de Libia y que fue condenado por delitos violentos, lo que implicaría que podría haber sido objeto de una orden de deportación tras completar su condena.

Las autoridades británicas han conseguido identificar este lunes a dos de las tres víctimas mortales del ataque. Una de ellas es un profesor de Historia británico y la otra un ciudadano estadounidense que llevaba viviendo quince años en Reino Unido. La escuela en la que daba clase el profesor asesinado, situada en Wokingham, al oeste de Londres, ha guardado este lunes dos minutos de silencio en memoria del fallecido.

Contador

Para leer más