Actualizado 28/09/2015 13:49 CET

Los talibán se abren camino en Kunduz y están cerca de la la oficina del gobernador

KUNDUZ (AFGANISTÁN), 28 Sep. (Reuters/EP) -  


Milicianos talibán han conseguido abrirse camino hasta el centro de la ciudad de Kunduz, en el norte de Afganistán, este lunes y se encuentran ya a unos bloques de la oficina del gobernador provincial, en el que supone el peor asalto contra la ciudad en catorce años de conflicto, según testigos y fuentes de seguridad.

Los talibán han lanzado este lunes ataques simultáneos contra la capital de la provincia del mismo nombre desde tres direcciones durante la madrugada y tras horas de enfrentamientos se han hecho con el control de algunas zonas del centro de la ciudad.

Un testigo de Reuters atrapado por los enfrentamientos ha indicado que hay combates en dos distritos, a menos de un kilómetro de distancia de la oficina del gobernador. Una fuente de seguridad gubernamental ha confirmado que los insurgentes se están acercando a este recinto.

Las autoridades han enviado refuerzos de las provincias vecinas con la esperanza de evitar que la ciudad caiga completamente en manos de los talibán, en lo que sería un importante logro para el grupo insurgente ya que sería la primera capital provincial que caería en sus manos.

Según la cadena de televisión Tolo News, los talibán se han hecho con el control de la principal prisión de la ciudad y han liberado a todos los presos. Asimismo, tendrían en su poder la oficina de la Dirección de Seguridad Nacional (NDS) y de la Misión de la ONU en Afganistán (UNAMA).

Este medio ha confirmado que los enfrentamientos en las calles de la ciudad están centrados actualmente en torno al cuartel general de la Policía y la oficina del gobernador.

Previamente, fuentes locales habían informado de al menos 21 muertos, entre ellos siete civiles, en el ataque, en el que también habían fallecido trece milicianos. Asimismo, los talibán se habían apoderado de un hospital de 200 camas en la ciudad y de otras dependencias oficiales.

HOSPITAL DE MSF

Por su parte, la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) ha informado a través de su sección en Reino Unido de que el hospital que tiene en la ciudad ha recibido "66 pacientes, incluidos ocho muertos a su llegada y 17 en estado crítico".

A través de su Twitter, ha precisado que se ha puesto en marcha "un plan de víctimas múltiples". "El centro de trauma de MSF en Kunduz es la única instalación de su tipo en el noreste de Afganistán, los médicos tratan a todos los heridos conforme a las necesidades médicas", ha precisado.

Para leer más