Actualizado 15/08/2021 20:59

Los talibán ultiman la reconquista de Afganistán tras veinte años de conflicto

Los talibán entran en Kabul para culminar su reconquista de Afganistán tras veinte años de conflicto
Los talibán entran en Kabul para culminar su reconquista de Afganistán tras veinte años de conflicto - PAULA BRONSTEIN / GETTY IMAGES

Sigue en directo las últimas noticias sobre Afganistán

Los insurgentes y el Gobierno preparan una transferencia de poder que culminará en la rendición pacífica de Kabul tras una semana de ofensivas fulgurantes

El presidente, Ashraf Ghani, abandona el país y cede sus competencias a un triunvirato que negociará con los talibán

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

Los talibán están a punto de recuperar el poder en Afganistán tras 20 años de conflicto, después de una ofensiva fulgurante que les ha llevado a reconquistar la práctica totalidad de las capitales de provincia del país solo diez días después del comienzo de la retirada definitiva de las fuerzas internacionales, hasta culminar, este domingo, en el comienzo de las negociaciones para una rendición pacífica de la capital del país, Kabul.

Los acontecimientos se han precipitado en las últimas horas, desde que los talibán han asumido por completo el control del norte del país con la toma de la ciudad de Jalalabad y cerrado su cerco a la capital, coincidiendo con el inicio de la evacuación de la Embajada de Estados Unidos en Kabul, una operación en la que participan 5.000 militares norteamericanos.

Tras anunciar en un comunicado que todo el país se encontraba ya bajo su control, la cúpula talibán ha apostado a sus combatientes en el extremo oeste de la ciudad y procedido a emprender negociaciones con el Gobierno afgano para garantizar la rendición incruenta de la ciudad.

La situación se ha acelerado a media tarde al conocerse la salida del país del presidente, Ashraf Ghani, y su sustitución por el llamado "Consejo de Coordinación"; un triunvirato encargado de gestionar las negociaciones con los talibán. El presidente afgano se habría dirigido a Tayikistán acompañado de un círculo estrecho de asesores, según ha confirmado un asesor cercano del mandatario a la cadena india WION News, sin dar más detalles.

Sobre el consejo, el organismo está formado por el expresidente afgano Hamid Karzai, el negociador jefe del Gobierno afgano en las conversaciones de paz con los talibán, Abdulá Abdulá y el antiguo 'señor de la guerra' y líder de Hezb-e-Islami, Gulbuddin Hekmatyar, una de las figuras 'muyahidin' de más relevancia durante la guerra contra la Unión Soviética en los ochenta.

Los insurgentes, tras permanecer apostados toda la mañana en la periferia de la ciudad, han decidido entrar para "evitar saqueos" tras percibir un vacío de seguridad ante el abandono de las fuerzas de seguridad en algunos puestos de control. La tensión en la capital está por las nubes: a los atascos de tráfico provocados por el éxodo de buena parte de la población, se suma la posibilidad de enfrentamientos esporádicos.

En este sentido, el Ministerio del Interior afgano ha anunciado el comienzo de un toque de queda nocturno en Kabul, la capital del país, para proteger a la población ante la llegada de los talibán a la ciudad. El toque de queda comenzará a las 21.00, hora local (las 18.30 hora peninsular española) y afectará a todas las zonas de la capital, de acuerdo con el anuncio recogido por Khaama Press.

Múltiples fuentes de medios regionales han apuntado que el exministro del Interior Alí Ahmad Jalali, de 81 años de edad, tiene todas las papeletas para dirigir este nuevo ejecutivo. El académico emerge como un candidato de consenso como antiguo comandante durante la invasión soviética de los años 80 en Afganistán, y tendría el beneplácito de Estados Unidos merced a su educación en este país frente al vilipendiado Ghani, a quien los talibán acusan de ser un títere de Estados Unidos.

Las partes, sea como fuere, no esperan una solución inmediata. el portavoz internacional de los talibán, Suhail Shahein, cree que la transición será "cuestión de días", según ha declarado a la BBC, antes de asegurar a la población de Kabul que "sus propiedades y sus vidas están a salvo".

CONQUISTA

Los insurgentes talibán anunciaron este domingo que todo el país se encuentra ya bajo su control y se encuentran apostados en los distritos de Kampany y Barchi, aproximadamente en el extremo oeste de la ciudad, en medio de la aparición de banderas talibán en uno de los distritos metropolitanos ubicados cerca de la universidad de Kabul, de acuerdo con las fuentes de la agencia oficial de noticias rusa Sputnik.

"Todas las partes del país han quedado bajo el control del Emirato Islámico", de acuerdo con un comunicado publicado por su portavoz habitual, Zabihulá Muyahid, en su cuenta de Twitter, usando la denominación empleada por el grupo.

No obstante, y frente a una posible entrada por la fuerza en la capital, los responsables de la organización "ordenan a todas sus fuerzas que se coloquen a las puertas de Kabul y que no intenten entrar en la ciudad" para evitar un derramamiento de sangre a la espera del inicio de un proceso de negociación para tomar la ciudad de manera incruenta.

"Dado que la capital, Kabul, es una ciudad grande y densamente poblada, los muyahidines del Emirato Islámico no tienen la intención de entrar en la ciudad por la fuerza, sino de entrar pacíficamente en Kabul. Se están celebrando negociaciones para garantizar que el proceso de transición se complete de forma segura", explica la nota.

Horas antes, fuentes oficiales estadounidenses bajo condición de anonimato informaron al 'New York Times' de que el enviado especial de Estados Unidos para Afganistán, Zalmay Khalilzad, había pedido a los talibán que no entren en la capital hasta que Estados Unidos concluya las evacuaciones. Khalilzad, según las fuentes del medio, esperaba convencer a los líderes talibán de que la Embajada debe permanecer abierta y segura si el grupo espera recibir ayuda financiera estadounidense y otra asistencia como parte de un futuro Gobierno afgano.

Para rematar su victoria, los talibán también han conquistado este domingo la base aérea de Bagram, en su día el gran centro de coordinación militar de Estados Unidos en Afganistán, y han aprovechado para liberar a miles de presos de la cárcel local. Según fuentes locales de Sputnik, todos los presos han sido liberados. Se estima que había 5.000 reclusos en la cárcel de la zona, entre ellos talibán y elementos yihadistas de Estado islámico.

Las tropas de Estados Unidos terminaron a principios de julio su retirada de la base aérea de Bagram, la mayor en Afganistán, situada unos 70 kilómetros al norte de la capital afgana, Kabul.

RUSIA PIDE UNA CONVOCATORIA EXTRAORDINARIA DEL CONSEJO DE SEGURIDAD

En medio del proceso de evacuación de las misiones diplomáticas internacionales, Rusia ha alzado la voz para pedir la convocatoria de una reunión extraordinaria del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas tras la entrada de los talibán en la capital.

"Estamos trabajando en ello", ha declarado a la agencia oficial de noticias rusa Sputnik el director del Departamento para Asia del Ministerio de Exteriores, Zamir Kabulov antes de indicar que, a diferencia de otros países, Rusia todavía no tiene previsto evacuar al personal su embajada. "No estamos preparando la evacuación del personal de la Embajada", ha indicado.

Según el diplomático, y a pesar de la presencia talibán en la capital, la Embajada "realiza sus funciones con normalidad y sigue de cerca el desarrollo de la situación en el país". Kabulov ha recordado que los talibán han dado "desde hace mucho tiempo" garantías de seguridad al personal diplomático de todos los países presentes en Afganistán.

Por el contrario, y según fuentes de CNN, Estados Unidos tiene intención de retirar a todo su personal de la Embajada en Kabul en las próximas 72 horas, a pesar de que en un primer momento se había comprometido a mantener una presencia mínima imprescindible.

De acuerdo con estas fuentes, la mayoría del personal de la Embajada irá al aeropuerto de Kabul para viajar de regreso a Estados Unidos, y solo un pequeño número se quedará en el aeropuerto. Si todo sale según lo previsto, la Embajada de Estados Unidos en Afganistán quedaría cerrada a partir del martes.

Más información