Publicado 22/02/2021 11:09CET

Termina sin acuerdo la reunión en Jordania para un posible intercambio de presos entre las partes en conflicto en Yemen

Archivo - Milicianos de la coalición liderada por Arabia Saudí vigilan el frente en busca de francotirados hutíes en una imagen de archivo de la guerra de Yemen
Archivo - Milicianos de la coalición liderada por Arabia Saudí vigilan el frente en busca de francotirados hutíes en una imagen de archivo de la guerra de Yemen - ANDREW RENNEISEN/GETTY IMAGES - Archivo

MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

La reunión celebrada durante el fin de semana en Jordania para abordar un posible intercambio de prisioneros entre las partes en conflicto en Yemen se ha saldado sin un acuerdo, según ha desvelado el enviado especial de Naciones Unidas para Yemen, Martin Griffiths.

Griffiths ha indicado en un comunicado que durante las conversaciones las partes discutieron posibles estrategias para cumplir sus compromisos bajo el Acuerdo de Estocolmo y ha agregado que se han comprometido a mantener discusiones para que tengan lugar en el futuro.

"Estoy decepcionado porque esta ronda de conversaciones no se haya saldado con lo que vimos en Suiza en septiembre, cuando derivó en la histórica liberación de 1.056 detenido", ha señalado Griffiths, quien ha pedido a las partes que "sigan sus discusiones y consultas" y que "concluyan la aplicación de lo acordado y expandan sus compromisos para liberar pronto a más detenidos".

"Reitero mi llamamiento a favor de la liberación incondicional de todos los enfermos, heridos, ancianos y niños detenido, así como los civiles detenidos, incluidas las mujeres y los periodistas", ha subrayado. La oficina de Griffiths ha trasladado además su apoyo a las partes para sacar adelante estas excarcelaciones.

Los contactos tuvieron lugar en medio del recrudecimiento de los combates, especialmente en la provincia de Marib, donde los rebeldes huthis han lanzado una ofensiva contra las fuerzas gubernamentales, leales al presidente reconocido internacionalmente, Abdo Rabbu Mansur Hadi.

La ONU avisó el viernes de que al menos 800.000 desplazados internos corren peligro por los combates en la región yemení de Marib, que se han traducido en cortes de suministro de agua y electricidad en los campos de desplazados de la localidad de Sirwah, en las montañas septentrionales de Yemen.

Por su parte, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA) remitió el viernes al Consejo de Seguridad de la ONU un plan de acción urgente sobre Yemen para impedir lo que describen sin paliativos como "la peor hambruna vista en décadas" en el mundo, en un país devastado por la guerra y la enfermedad, escenario de lo que múltiples ONG describen habitualmente como la peor crisis humanitaria a nivel mundial.

Las fuerzas leales al Gobierno yemení reconocido internacionalmente, encabezado por Hadi y apoyado por Arabia Saudí, y los rebeldes huthis, respaldados por Irán, llevan combatiendo desde finales de 2014 una guerra que ahora se considera un conflicto de poder entre las dos principales potencias rivales de la región.

Para leer más