Un total de 34 muertos y varias decenas de heridos en dos atentados suicidas en Irak

Actualizado 25/12/2007 19:54:43 CET

BAGDAD, 25 Dic. (EP/AP) -

Al menos 34 personas murieron y varias decenas más resultaron heridas hoy en dos atentados suicidas separados en Beiji y Baaquba, al norte de Irak, poniendo fin así a más de una semana de relativa calma en el país. Además, el Ejército estadounidense anunció la muerte de trece milicianos en operaciones en el centro y el norte de Irak.

Un camión suicida estalló en el exterior de un complejo residencial propiedad de la compañía estatal petrolera en Beiji, a unos 250 kilómetros al norte de Bagdad, matando a 25 personas e hiriendo a otras 80, según informaron fuentes policiales y médicas. El Ejército estadounidense precisó, citando fuentes de un grupo de voluntarios, que a bordo del camión había dos personas y no una como se pensaba inicialmente.

El suicida hizo detonar el camión cargado de explosivos cuando la Policía iraquí y miembros de una fuerza de seguridad voluntaria le impidieron entrar por la puerta del recinto de la North Oil Company, según un oficial de la Policía. Las autoridades temen que pueda haber más víctimas entre los escombros a que quedaron reducidos dos edificios por la deflagración.

La mayoría de las víctimas son civiles y al menos cuatro d ellos eran niños, según la Policía. Además, entre los fallecidos también figuran los guardias de la compañía y miembros de la fuerza de voluntarios.

Por otra parte, el portavoz del Ministerio del Interior, general Abdul-Karim Khalaf, anunció que el jefe de la Policía de Beiji, Saad al Nafous, ha sido destituido de su cargo tras el atentado. Además, las autoridades han impuesto el toque de queda en la ciudad, donde se encuentra la mayor refinería del país, hasta nuevo aviso.

ATENTADO EN BAAQUBA

En Baaquba, 60 kilómetros al noroeste de Bagdad, diez personas murieron y otras cinco resultaron heridas en otro atentado suicida, según el Ejército norteamericano. Sin embargo, un médico del hospital local cifró en nueve los fallecidos en este ataque.

Según las autoridades locales, un hombre que portaba un chaleco con explosivos se inmoló durante un funeral de dos miembros del Consejo Despertar --combatientes contrarios a al Qaeda en Irak-- que habían sido abatidos de forma accidental por soldados estadounidenses esta mañana. El Ejército norteamericano informó de que las fuerzas de la coalición habían abatido a dos personas, una de las cuales se supo después que era miembro del citado Consejo.

Por otra parte, en la ciudad de Mosul, 360 kilómetros al noroeste de Bagdad, una bomba de carretera estalló al paso del convoy del gobernador de la provincia de Nínive, Durayid Kashmoula, quien resultó ileso. Sin embargo, su conductor y uno de sus guardaespaldas resultaron heridos, según indicó un responsable de la Policía de la provincia Mohammad al Wakka.

Entretanto, el Ejército estadounidense anunció hoy que ha abatido a trece milicianos y detenido a otros 27 en operaciones contra Al Qaeda en Irak en el centro y el norte de Irak, según informa la agencia independiente Voces de Irak. Además, las fuerzas iraquíes abatieron a un miliciano y detuvieron a otros cuatro en Bagdad y Diyala.

"Las fuerzas de la coalición abatieron a trece milicianos y detuvieron a 27 sospechosos ayer y hoy durante una serie de operaciones contra Al Qaeda al sur de Samarra, al norte de Mosul, en el oeste de Bagdad y en la provincia de Kirkuk", informó el Ejército norteamericano en un comunicado.

LOS CRISTIANOS CELEBRAN LA NAVIDAD

En Bagdad, miles de cristianos acudieron hoy a las Iglesias de la capital para asistir a la Misa de Navidad, en medio de fuertes medidas de seguridad, aprovechando que la violencia ha disminuido últimamente y que los cristianos no parecen ser como anteriormente blanco de los ataques.

Los cristianos, en su mayoría caldeos-asirios y armenios y en menor medida católicos, representan menos del 3% de los 26 millones de habitantes de Irak. En 2004 se produjo una campaña coordinada de atentados contra iglesias en Bagdad y en septiembre pasado también se produjo una nueva ola de violencia tras unas declaraciones del Papa Benedicto XVI percibidas como contrarias al Islam.

El cardenal Emmanuel Delly, líder de la Iglesia Católica Caldea y primer cardenal de Irak, celebró hoy misa ante unas 2.000 personas en la iglesia de Mar Eliya, en el este de Bagdad. "Irak es un ramo de flores de distintos colores, cada color representa una religión o etnia pero todos ellos tienen la misma esencia", aseveró el cardenal de 80 años durante la homilía.

A la ceremonia también asistieron clérigos suníes y chiíes en una señal de unidad. "Que Irak esté a salvo cada año y que nuestros hermanos cristianos estén a salvo cada año", declaró el clérigo chií Hadi al Jazail. "Hemos venido para celebrar con ellos y para tranquilizarles", añadió, en declaraciones a APTN.