Publicado 04/03/2021 01:30CET

La transición en Sudán del Sur avanza "poco a poco" pero queda mucho por hacer, asegura la ONU

Archivo - Refugiados en base de la ONU en Bentiu
Archivo - Refugiados en base de la ONU en Bentiu - HOSANNA FOX - Archivo

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El representante especial de Naciones Unidas en Sudán del Sur, David Shearer, ha asegurado que el proceso de transformación del conflicto a la recuperación en el país africano está en marcha y avanza "poco a poco", pero queda "mucho por hacer antes de asegurar un futuro pacífico y próspero".

Según ha relatado Shearer frente al Consejo de Seguridad este miércoles, "debido a los esfuerzos colectivos de tantos Sudán del Sur se encuentra en un estado mejor, no obstante, y a pesar del primer aniversario del Gobierno de transición, el progreso "se está retrasando".

Este "retraso" se observa en la reconstitución de una Legislatura Nacional de Transición, la elaboración de una Constitución, la justicia transicional y la reforma económica, ha señalado Shearer, que también ha indicado que también falta unificar a las tropas.

El jefe de la Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Sudán del Sur (UNMISS), ha advertido que "la implementación lenta tiene un costo", ya que "el vacío de poder a nivel local ha abierto oportunidades para saboteadores y actores nacionales que han explotado las tensiones locales y alimentado la violencia".

Shearer, quien lleva como enviado de la ONU cuatro años en la nación, también ha hecho referencia al aumento "preocupante" de la violencia en la región de Bahr el Ghazal y a al trabajo que continúan haciendo los trabajadores humanitarios, que brindan una "asistencia crítica".

También ha destacado que, desde 2018, se ha alcanzado un alto el fuego, un acuerdo de paz, una seguridad política mejorada, un gobierno de transición, una presidencia, un consejo de ministros, gobernadores y liderazgo local, algo que se está "instalando lentamente".

El representante de la ONU ha trasladado al Consejo su preocupación por "el aumento de la milicia comunitaria armada aparentemente en un desafío abierto a las fuerzas estatales", tras destacar que la UNMISS está logrando "una diferencia real en la reducción del nivel de este tipo de violencia y uniendo a las comunidades diversas".

Así, a pesar de los avances logrados en Sudán del Sur, "el proceso de paz sigue siendo extremadamente frágil", ya que muchos ciudadanos cuestionan la voluntad política y temen el colapso del progreso, ante lo que la comunidad internacional debe permanecer unida y comprometida "con el proceso de paz".

Como retos a los se deberá enfrentar el país africano, Shearer ha destacado la necesidad de un sistema financiero, ya que "la riqueza de este país, del petróleo y de otros lugares, pasa por alto a su gente, se desvía en secreto sin responsabilidad pública sobre cómo se gasta".

Así como lograr la independencia, ya que Shearer se ha referido a Sudán del Sur como "una de las naciones más dependientes de la historia".

"Hemos intervenido con demasiado entusiasmo, aumentado su dependencia y, al hacerlo, socavado su dignidad", ha lamentado.

Para leer más