Actualizado 09/12/2014 9:13:25 +00:00 CET

Un tribunal de Londres considera un crimen la muerte de un cirujano británico en una cárcel siria

LONDRES, 27 Oct. (Reuters/EP) -

Un tribunal de Londres que investiga la muerte del cirujano ortopédico británico Abbas Jan, fallecido en una cárcel siria el año pasado, ha determinado que se trató de un crimen, tal como había defendido la familia durante estos últimos meses.

Jan, de 32 años, fue detenido en Siria hace casi dos años y apareció sin vida en una celda en diciembre de 2013. Según su familia, el cirujano fue arrestado en la ciudad de Alepo menos de dos días después de que llegase a Siria para ayudar como voluntario a las víctimas de la guerra.

El régimen sirio sostiene que Jan se ahorcó en su celda poco antes de quedar en libertad, pero una investigación llevada a cabo en Londres apunta a que se trató de una muerte ilegítima. "Siempre hemos mantenido que las autoridades sirias le maltrataron y torturaron y que fue asesinado", ha denunciado su hermano, Afroze, a las puertas del tribunal.

Afroze Jan considera la decisión judicial un triunfo frente a las "calumnias" y, en este sentido, ha reiterado que su hermano viajó a Siria "para ayudar a civiles inocentes" y no para combatir militarmente contra ningún bando.

Su madre, Fatima Jan, que llegó a entrar en Siria para reclamar la liberación de su hijo, se ha mostrado aliviada al conocer la resolución pero no olvida a quienes no pudieron hacer nada por impedir la muerte, incluido el Gobierno británico. "Estoy orgullosa pero dolida, he perdido a mi hijo".

El secretario de Estado de Exteriores británico, Tobias Ellwood, ha declarado que "la detención del doctor Jan sin acceso consular fue algo inaceptable" y ha subrayado que "su familia merece respuestas". "Los responsables de su muerte deben ser llevados ante la Justicia", ha dicho, sin entrar a aclarar las próximas medidas que podría adoptar Londres.

Para leer más