Actualizado 14/06/2015 12:39 CET

Un tribunal de Sudáfrica emite una orden provisional para impedir que Al Bashir salga del país

Omar Hassan Al Bashir
Foto: REUTERS

El Gobierno sudafricano, en contra de la orden, presentará sus alegaciones a las 15.00

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Un tribunal de Sudáfrica ha emitido una orden provisional que impide abandonar el país al presidente sudanés, Omar Hasán al Bashir, sobre el que pesa una orden de arresto del Tribunal Penal Internacional (TPI) por crímenes de guerra y contra la Humanidad.

Esta orden queda pendiente de un dictamen formal sobre la petición del TPI para detener al mandatario, actualmente presente en Sudáfrica para asistir a la cumbre de la Unión Africana, según informa el medio sudafricano EWN.

Hace unas horas, el TPI publicó un requerimiento por el que solicitaba a Sudáfrica como país firmante del Estatuto de Roma, piedra fundacional de la corte, el arresto inmediato de Al Bashir, imputado en 2009 por su responsabilidad en la represión de la revuelta de grupos no árabes de Darfur.

Según Naciones Unidas, cerca de 300.000 personas (100.000 según Sudán) fueron asesinadas y otros dos millones tuvieron que huir de sus hogares durante los once años de conflicto en el país africano.

El Gobierno sudafricano tiene ahora hasta las 15.00 de la tarde, hora local y peninsular española, para presentar alegaciones contra la orden dictada contra Al Bashir, que para la abogada del Estado Isabelle Ellis "equivale prácticamente a una orden de arresto". El Gobierno sudafricano considera que la celebración de la cumbre de la UA supone una excepción al requerimiento.

Desde la orden de arresto de 2009, el expresidente ha viajado a países que no han firmado el Estatuto de Roma y por lo tanto no integran el TPI, aunque también ha puesto pie en países firmantes que se han negado a efectuar la detención.

"SIN ESCATIMAR ESFUERZOS"

En un comunicado, el TPI ha recordado a Sudáfrica su pertenencia al organismo y ha expresado su "profunda preocupación" de las posibles consecuencias negativas que acarrearía un incumplimiento de la orden de arresto contra Al Bashir. Por ello, el organismo ha hecho un llamamiento a Sudáfrica a "no ahorrar esfuerzos en asegurar la ejecución de las órdenes de arresto".

Al Bashir considera que la orden de arresto del TPI es un acto de persecución "colonialista". En diciembre de 2014, el mandatario se vanaglorió de la paralización temporal de la investigación del TPI sobre su persona por la falta de cooperación, según denunció el organismo, del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

"Querían ponernos de rodillas ante el Tribunal Penal Internacional, pero el TPI se ha puesto manos arriba y ha reconocido su derrota", ha afirmado Al Bashir en un duro discurso en el que ha reivindicado la firmeza contra los grupos armados de Darfur. "El pueblo sudanés ha derrotado al TPI y ha rechazado entregar a ningún sudanés a los tribunales coloniales", ha añadido.

Para leer más