El Tribunal Supremo indio avala con límites el sistema de identificación biométrica

Proceso de obtención de la tarjeta Aadhaar en India
REUTERS / SAUMYA KHANDELWAL
Publicado 26/09/2018 10:03:33CET

MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo de India ha avalado la legalidad del sistema de identificación biométrica Aadhaar, el ambicioso plan con el que el Gobierno quiere digitalizar la información de la ciudadanía, aunque ha advertido de que no se podrá exigir dicha tarjeta para abrir cuentas bancarias, tener una conexión móvil o ingresar en una escuela.

El Aadhaar establece un número único por ciudadano, así como la recogida de huellas dactilares y el reconocimiento del iris. Las voces críticas habían denunciado que estas nuevas medidas implicaban la creación de un "estado de vigilancia", mientras que organizaciones defensoras de los Derechos Humanos temen que los más desfavorecidos queden al margen del sistema.

El Supremo, que había recibido 27 recursos contra la iniciativa, se ha pronunciado este miércoles en una esperada sentencia que mantiene en pie el plan de digitalización surgido en 2010 --inicialmente bajo la premisa de que sería de carácter voluntario--.

Una mayoría del tribunal ha considerado que el sistema tiene "validez constitucional", argumentando por ejemplo que la cantidad de datos recogidos es "muy, muy mínima" y que "dignifica a secciones marginadas" de la sociedad. Asimismo, ha determinado que, bajo el argumento de la "exclusión" del 3 por ciento de la población, no se pueden negar los beneficios que acarrea para el restante 97 por ciento.

No obstante, los jueces sí que han marcado ciertos límites, de tal forma que las empresas privadas no puedan exigir por ahora el Aadhar, ni que este número pueda ser un requisito imprescindible para la contratación de una línea móvil o la apertura de una cuenta bancaria. Tampoco se podrá reclamar en las escuelas, según extractos de la sentencia recogidos por la cadena NDTV.

Entre los objetivos del proyecto figura impedir el fraude en el sistema de ayuda alimentaria que permite a 1.300 millones de personas obtener arroz y trigo a precios mínimos y cuesta al año más de 23.000 millones de dólares.

Casi un tercio de esta comida se perdería cada año por su desvío al mercado libre, según cálculos de los economistas recogidos por la agencia de noticias Reuters. El Gobierno de Narendra Modi ya ha detectado casi 30 millones de documentos falsos o duplicados, lo que habría supuesto un ahorro de 2.350 millones de dólares.